Iberdrola se ha adjudicado a través de su filial de ingeniería, la construcción de la central de ciclo combinado a gas de Salem, de 674 MW de capacidad instalada. El proyecto ha sido adjudicado por Footprint Power, empresa estadounidense dedicada a desarrollar iniciativas para sustituir plantas de carbón y gasoil por otras instalaciones, entre las que figuran modernas centrales de generación de energía eléctrica. El ciclo combinado a gas de Salem, ubicado a unos 30 km de Boston (Massachusetts), va a utilizar gas natural como combustible y será capaz de suministrar electricidad a 280.000 personas. Toda la central irá cubierta por un moderno edificio adaptado al entorno, que ha sido diseñado por el estudio estadounidense Cookfox Architects.

La planta que construirá Iberdrola Ingeniería, dispondrá de tecnología de última generación y va a sustituir a la central de carbón Salem Harbor Station, ubicada actualmente en el mismo emplazamiento y puesta en marcha hace 63 años, que está siendo desmantelada en estos momentos. En este sentido, la puesta en marcha del ciclo combinado de Salem propiciará que se genere una energía eléctrica más limpia en la zona y que se reduzcan, por lo tanto, las emisiones de CO2.

FuturENERGY
Otra de las ventajas que conllevará la sustitución de la antigua central de carbón por esta planta de gas será la liberación de espacio, ya que ocupará menos de la tercera parte del utilizado actualmente. El sobrante se destinará a zonas de verdes y de ocio. Además, el antiguo muelle de descarga de carbón ya ha sido utilizado como amarre de un crucero turístico y hay otros planes de futuro para este espacio.

La filial de Iberdrola se encargará de todas las fases del proyecto, lo que incluye la ingeniería, los suministros, la construcción y la puesta en marcha de la instalación. Además, acometerá los trabajos de paisajismo que se llevarán a cabo tras la finalización de las obras. La construcción de esta infraestructura energética servirá para impulsar el desarrollo económico y social de la zona, ya que se van a crear unos 600 empleos durante los trabajos y se prevé que diversas empresas locales se vean beneficiadas. En este sentido, Iberdrola Ingeniería ha apostado firmemente por la contratación de profesionales en el área de influencia de la planta como una de las claves de su implantación en la zona.

El ciclo combinado de Salem será el primero de gran potencia del mundo que incorpore el diseño Flex-Efficiency de GE. Este moderno sistema, que busca redefinir los estándares de flexibilidad operativa de las instalaciones, incluye turbinas de gas, turbinas de vapor, generadores y controles de plantas mejoradas que permiten sacar el máximo provecho a los recursos energéticos de las centrales de generación.