Iberdrola Ingeniería se adjudica un contrato de Pemex en México valorado en 66 M€

Iberdrola Ingeniería se ha adjudicado en México un contrato valorado en 66 M€ para la construcción del sistema de interconexión que enlazará la central de cogeneración de Salamanca y la refinería Ingeniero Antonio M. Amor (RIAMA). Se trata del primer acuerdo que firma la Compañía con la multinacional Petróleos Mexicanos (Pemex).
El proyecto, que se desarrollará a lo largo de 18 meses mediante la modalidad llave en mano, incluye la construcción de un rack de hormigón de más de 2,5 kilómetros que llevará el vapor de alta y media presión generado por la central de cogeneración de Salamanca hasta la citada refinería, ambas situadas en el Estado de Guanajuato, en el centro de México.
Además, la iniciativa también implica la puesta en marcha de una planta de grandes dimensiones para el tratamiento de agua de condensado, un sistema de desgasificación, varios mecanismos de bombeo y otras infraestructuras auxiliares.
El vapor de alta presión será utilizado por RIAMA para la generación de energía eléctrica a través de unas turbinas existentes en la refinería. Por su parte, el de media presión será utilizado en las distintas fases productivas de esta instalación. Posteriormente, todo este vapor condensado será devuelto a la central de cogeneración de Salamanca -373 megavatios (MW), 579 Ton/hr de vapor de alta presión y 83 Ton/hr de vapor de media presión-, que está siendo construida en la actualidad por Iberdrola Ingeniería para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que se encargará de su posterior operación.
Cabe destacar que gran parte de las obras se van a realizar con la refinería de Pemex en operación, con lo que se deberán realizar las obras adoptando unas medidas especiales de seguridad y coordinación.
Este proyecto consolida a Iberdrola Ingeniería como una de las empresas más internacionales de su sector. La Empresa tiene presencia ya en cerca de 40 países y en los últimos meses ha ganado importantes concursos en mercados tan competitivos como los de Alemania, Canadá o Estados Unidos.
La principal actividad de la filial de Iberdrola es realizar trabajos de ingeniería y construcción, tanto para otras sociedades del Grupo como para terceros, en las áreas de generación, nuclear, redes y energías renovables.
El Grupo Iberdrola también se ha convertido en un operador eléctrico de referencia en México, país donde está presente desde el año 1998 y en el que acumula unas inversiones de alrededor de 2.700 millones de dólares.
Aparte de pionero en el desarrollo de las energías renovables, la compañía española es el líder privado en generación en este país, en el que ya produce alrededor del 14,5% de toda la electricidad, y una pieza clave en el ámbito de la mejora y ampliación de las infraestructuras de transmisión de energía eléctrica.