Iberdrola refuerza su apuesta por México, donde invertirá casi 900 M€ entre 2014 y 2016

Iberdrola tiene previsto reforzar su apuesta por el mercado energético mexicano entre 2014 y 2016, con inversiones que rondarán los 900 millones de euros en el periodo, que se sumarán a los alrededor de 2.700 millones de dólares invertidos allí hasta ahora y que irán encaminadas, fundamentalmente, al área de generación de energía eléctrica.
La compañía, que se ha afianzado desde hace una década como el mayor productor privado de electricidad de México, y el segundo del país tras la CFE, tiene ya más de 5.200 megavatios (MW) operativos allí, fundamentalmente mediante centrales de ciclo combinado de gas, y cuenta con otros cinco proyectos en firme que representan unos 1.600 MW de potencia.
Los ciclos mexicanos de Iberdrola, que suman 4.987 MW de capacidad a día de hoy, son los de Tamazunchale -1.135 MW-, El Golfo -1.121 MW-, Monterrey -1.040 MW-, Altamira -1.036 MW-, La Laguna -535 MW- y Enertek -120 MW-. Los parques eólicos propiedad de la empresa son los de La Ventosa, que dispone, tras su reciente ampliación, de 102 MW de capacidad, La Venta III, de 102 MW, y Bii Nee Stipa, de 26 MW.
Iberdrola, presente en este país desde 1998, confía en que la reforma energética mexicana, que plantea necesidades de inversión valoradas en unos 25.500 millones de dólares hasta el año 2020 en el ámbito de la generación eléctrica, de cara a habilitar unos 17.100 MW adicionales, le abra las puertas a nuevas áreas de negocio.
En este sentido, la compañía estaría interesada en abordar proyectos de transmisión y distribución de energía eléctrica, que en la actualidad solo desarrolla para la CFE a través de su filial de ingeniería y construcción, así como potenciar la firma de contratos de suministro de electricidad con clientes privados.
México aportó a Iberdrola el pasado ejercicio unos ingresos de 1.293,4 millones de euros, un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 347,6 millones de euros y un beneficio neto de 194,8 millones de euros.