Inaugurada en Jordania la central eléctrica con motores más grande del mundo

0

El día 29 de abril ha tenido lugar cerca de Ammán (Jordania) la inauguración de IPP3, la central eléctrica con motores de combustión interna más grande del mundo. La central está equipada con 38 motores multi-combustible del tipo Wärtsilä 50DF, que dan una potencia total de 573 MW. En reconocimiento de su tamaño excepcional, la central ha entrado en el libro Guinness de los récords.

El anfitrión de la ceremonia ha sido el propietario de la central, AAEPC (Amman Asia Electric Power Company), y se ha celebrado bajo el patronazgo de Su Majestad el Rey Abdalá II de Jordania. Wärtsilä ha sido el responsable de liderar el consorcio que ha entregado bajo la modalidad EPC (ingeniería, aprovisionamiento y construcción) la mayor central del tipo ‘Smart Power Generation’ de la historia de la compañía.

FuturENERGY
La central IPP3 se utilizará para cubrir los bruscos picos diarios de la demanda eléctrica en Jordania. Unas características clave de la tecnología de los motores son un rápido arranque y la capacidad de subir y bajar potencia de un modo veloz y eficiente. Mediante el arranque de un motor cada vez, la central puede seguir la curva de demanda de una forma muy precisa.

La central IPP3, junto con su compañera la central IPP4 de 250 MW, llevan en operación comercial desde finales de 2014. De acuerdo con los datos proporcionados por NEPCO, el gestor de la red jordana, el impacto de estas centrales en la red eléctrica de Jordania ha sido notable. Dado que las dos centrales con motores han cubierto la mayoría de los picos de demanda, las grandes centrales con turbinas de gas se han visto liberadas de esta tarea. Como resultado, las turbinas trabajan ahora de forma estable en carga base, y por tanto funcionan de un modo mucho más eficiente. Esto conlleva unos ahorros significativos en consumo de combustible, costes de generación y emisiones de CO2.

También se requerirá la capacidad de respaldo y respuesta rápida de esta central para dar firmeza a las energías renovables intermitentes. Está previsto que para 2020 se hayan instalado en Jordania 1200 MW de potencia eólica y 600 MW de solar.

Además de una flexibilidad en la operación, la central IPP3 proporciona flexibilidad en el uso de combustibles. La central es tri-combustible y puede funcionar con fuelóleo, gasóleo o gas natural. Actualmente se usa fuelóleo debido a la escasez de gas natural. La central comenzará a usar gas natural licuado a finales de este año, tan pronto como esté disponible.