Ingeniería excelente en condiciones hostiles. Cimentaciones para el parque eólico marino Borkum

Verano, 2012: un buque de carga pesada se aproxima al Golfo de Helgoland. A 45 km de distancia de la costa norte de Borkum, la enorme barcaza se detiene y deja caer 800 t de acero, con precisión milimétrica, en el fondo del Mar del Norte. A lo largo de un período de diez meses, este espectacular proceso se repitió un total de 40 veces. Pero, ¿qué se estaba descargando una y otra vez en las profundidades? A 30 m por debajo de la superficie, desde el verano de 2013 se han erigido 40 trípodes que forman las cimentaciones del parque eólico marino de Borkum, una impresionante proeza de la ingeniería.

Hay otros 40 trípodes que se instalarán durante la siguiente fase de construcción de este parque eólico marino. Abarcando un área de 56 km2, los 80 aerogeneradores marinos generarán un total de 400 MW de potencia sin emitir ni una sola tonelada de CO2. En el momento de redactar este texto, la primera fase de construcción está completa, el parque eólico marino está ya produciendo 200 MW y suministra electricidad a 200.000 hogares.

FuturENERGY
Para la fase final de construcción, el operador propietario, Trianel Windkraftwerk Borkum GmbH & Co. KG, prevé haber realizado una inversión de 1.600 M€. Después de todo, en el Mar del Norte el viento es algo con lo que se puede contar; sin obstáculos tales como montañas o edificios, sopla a velocidades de unos 10 m/s.

Artículo publicado en: FuturENERGY Noviembre-Diciembre 2014