Ingeteam dona sus equipos para un hospital en una aldea de Benín, África

El acceso a las energías renovables se sitúa hoy en día en el centro de los modelos energéticos de numerosos países africanos y es un aspecto clave a la hora de lograr su desarrollo. Bajo esa premisa, Ingeteam ha decidido colaborar con Synergie Solaire para llevar a cabo proyectos de ayuda al desarrollo poniendo en marcha plantas solares, en cooperación con distintas organizaciones no gubernamentales. En este caso, la entidad desarrolladora del proyecto fue Lumières Partagées.

Benín, país africano situado al oeste de Nigeria, cuenta con un gran potencial solar, por lo que se eligió esta tecnología para aprovechar ese recurso disponible y convertirlo en constante y duradero a través de la instalación de un banco de baterías, en contraposición con la red eléctrica nacional,  que es más bien inestable e incluso inexistente en algunas regiones del país.

FuturENERGY
El proyecto se localiza en un pueblo llamado Kotopounga, en el norte de Benín, cerca de la frontera con Togo. Gracias a la generación de energía solar y al sistema de almacenamiento en baterías, el hospital es ahora menos dependiente de una red que sufre constantes cortes de suministro, gracias a lo cual los pacientes pueden recibir un mejor servicio sanitario.

Commissioning_baja

Ingeteam fue invitada a prestar su conocimiento y su tecnología al servicio de este proyecto humanitario: la electrificación solar del centro médico de Kotopounga. La empresa, a través de su filial francesa, decidió colaborar haciendo una cesión del material necesario para lograr conectar un sistema de almacenamiento de energía asociado a una instalación fotovoltaica. En este caso, Ingeteam donó un inversor fotovoltaico, un inversor de baterías y un armario de protección eléctrica. Además, Ingeteam envió a la aldea a uno de sus ingenieros franceses para realizar la puesta en marcha del sistema.