Inversión extranjera y sector energético en Latinoamérica. Análisis e impacto económico

Las Oaxacas Wind Complex, 306 MW, Mexico. Photo courtesy of Acciona

Latinoamérica ha sido una importante atractora de capitales del exterior gracias, entre otros factores a la existencia de recursos naturales y a la dimensión y potencial de sus economías. A estos aspectos cabe añadir la relevancia que tuvo la adopción de importantes reformas estructurales, promovidas por el denominado Consenso de Washington, conducentes a desregular y privatizar amplios sectores económicos considerados estratégicos y que estaban en manos de monopolios estatales.

Esto se tradujo en un notable auge de la entrada de empresas extranjeras durante los años noventa y en una creciente relevancia de los flujos dirigidos a sectores como el financiero, las telecomunicaciones o la energía.

the business booster

Los flujos de inversión extranjera (IED) dirigidos a Latinoamérica en las dos últimas décadas han experimentado un mayor dinamismo que la media. En el año 2011 Latinoamérica absorbió el 7,5% del stock de IED mundial, cifra equivalente al 28,3% del PIB de la región. Brasil y México fueron los principales receptores de inversiones extranjeras directas. Argentina, por su parte, ha ido perdiendo peso como destino de las grandes multinacionales, mientras que Chile y Colombia han aumentado progresivamente su atractivo para los inversores.

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2014