IRENA ayudará a conseguir que los Juegos Olímpicos de Invierno 2022 en Zhangjiakou, China, sean de bajas emisiones de carbono

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) ha firmado un acuerdo de cooperación con el Gobierno Popular de la provincia de Hebei, China, para proporcionar a la ciudad de Zhangjiakou un plan de energía renovable que respaldará su ambición de ofrecer unas Olimpiadas de Invierno bajas en carbono en 2022 El acuerdo también ayudará a la ciudad a convertirse en la primera ciudad piloto de la transición energética china. Como co-anfitriona de los Juegos Olímpicos de Invierno con Pekín, Zhangjiakou pretende generar el 50% de su energía a partir de fuentes renovables para 2020.

El acuerdo, firmado por el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin, y el Gobernador de la provincia de Hebei, Xu Qin, apoyará el establecimiento de una ‘zona olímpica baja en carbono’ en Zhangjiakou, con planes para que tanto el centro olímpico como para los estadios olímpicos sean alimentados por energías renovables. IRENA también proporcionará asesoramiento estratégico en el contexto del desarrollo de un Centro Internacional para la Innovación de la Industria de Energías Renovables en la ciudad de Zhangjiakou.

Los Juegos serán el primer evento deportivo mundial importante que se celebrará en China desde los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. La ciudad co-anfitriona Zhangjiakou, ubicada a aproximadamente 200 km de Beijing, ha sido identificada como poseedora de recursos sólidos de energía renovable, con abundantes potencial de energía eólica, solar y de biomasa en la región.

Entre 2012 y 2016, China experimentó un aumento de 10 veces en la adopción de energía solar, y solo en 2017, agregó 53 GW de fotovoltaica. China anunció su intención de invertir 361.000 M$ en generación renovable para 2020. China presidió las Reuniones del 14º y 15º Consejo de IRENA y ostenta la presidencia de la 9ª Reunión de la Asamblea de la Agencia en enero del próximo año.