Ista firma un acuerdo con la Comunidad de Madrid y la Universidad Politécnica para elaborar un estudio sobre el ahorro energético

Ista ha firmado un acuerdo con la Comunidad de Madrid y la Universidad Politécnica para elaborar junto con otras cinco empresas un estudio sobre el ahorro energético. El estudio, que tiene como objetivo cuantificar el ahorro energético que se obtiene con el uso de distintas tecnologías, cuenta con el apoyo de ista y otras cinco empresas tecnológicas de la Comunidad de Madrid. Estas empresas facilitarán los materiales, instrumentos, herramientas y dispositivos necesarios para realizar las pruebas del estudio. En el caso de ista, pondrá a disposición e instalará repartidores de costes de calefacción.

El estudio supone la realización de tres distintos ensayos: el primero de ellos cuantificará los ahorros obtenidos con la instalación de válvulas con cabezal termostático. El segundo estudio evaluará los ahorros obtenidos con la instalación de ventanas con mejores propiedades de transmisión de calor, y el último analizará la eficiencia energética en el caso de la instalación conjunta de ventanas y válvulas con cabezal termostático. En todos los casos se utilizarán repartidores de costes de calefacción para medir los consumos y los ahorros obtenidos. El objetivo del estudio es facilitar información relevante que permita desarrollar nuevas tecnologías que permitan realizar un consumo eficiente de la energía.

FuturENERGY
Los ensayos se realizarán en las aulas del Centro de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía de la Universidad Politécnica, y será esta facultad la que publique los datos y conclusiones obtenidas. Las demás partes implicadas serán las responsables de realizar eventos formativos específicos y dirigidos al público mayoritario.

Este acuerdo forma parte de las medidas impulsadas en la Comunidad de Madrid para permitir el ahorro y la eficiencia energética en el sector residencial e industrial.

Está previsto que en breve se apruebe la nueva Directiva de Eficiencia Energética que exige a los países comunitarios a instalar en edificios dotados con sistemas centralizados de elementos de medición individual para todas las energías, incluidas agua caliente, calefacción y frío en dos años a partir del 1 de enero de 2017.