La secretaria de Estado de Medio Ambiente, perteneciente al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha aprobado la declaración de impacto ambiental del proyecto de construcción de una de las mayores centrales fotovoltaicas de Europa en Mula (Murcia), según recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE). La planta de Mula será la primera en España en operar sin ningún tipo de prima, compitiendo en el mercado con otras tecnologías de generación. El proyecto tiene por objeto la construcción de una instalación fotovoltaica de 450 MW, dos subestaciones y una línea aérea/subterránea de evacuación de la energía.

Esta planta, promovida por la empresa Promosolar Juwi 17 S.L., será una de las mayores centrales solares fotovoltaicas de toda Europa, ya que ocupará una extensión de más de mil hectáreas. La inversión prevista es de unos 450 M€ y la ejecución de la obra se divide en distintas fases a ejecutar en cuatro años, de acuerdo con los datos recogidos en el proyecto.

FuturENERGY
Cuando se anunció en mayo de 2013, el proyecto fue declarado como “estratégico” por el gobierno de Murcia con el fin de reducir a la mitad el tiempo necesario para obtener las autorizaciones necesarias. Se espera que el proyecto de cree 200 puestos de trabajo durante la fase de diseño y más de 1.000 puestos de trabajo durante la construcción y la ingeniería.

Recientemente, el ayuntamiento del municipio aprobó firmar un convenio con la promotora del proyecto por el cual el Ayuntamiento percibiría una cantidad estimativa de más 600.000 €/año, además de una inversión de 300.000 € que se aplicaría en el estudio y plan sobre ahorro y eficiencia energética, uso de las energías renovables y de la movilidad sostenible para el Ayuntamiento, así como equipar diferentes edificios municipales y espacios públicos con sistemas de aprovechamiento de energías renovables y de mejora de la eficiencia energética, entre ellas el cambio de iluminación pública, y que supondría, entre otros aspectos, la reducción del 50% del consumo en el alumbrado.

En el acuerdo se incluirían importantes reducciones fiscales para la empresa, principalmente la correspondiente al ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras), que se podría ver reducida en un 95%, resultando finalmente el ingreso para las arcas municipales en cerca de 2 M€.

De acuerdo con las declaraciones de un representante de Juwi, esta aprobación es un paso intermedio en el proceso de licitación, si bien el paso principal sería la concesión de la autorización administrativa por parte del Ministerio de Industria, autorización que Juwi espera para el primer trimestre de 2016.