El sector eléctrico en Chile se encuentra en una fase de cambios que permiten pensar que será posible alcanzar los objetivos de una energía a precio razonable, segura, sostenible e inclusiva. La aceptación que públicamente ha recibido la Agenda de Energía, anunciada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, desde sectores que cruzan transversalmente el espectro político y social, es un argumento para lo anterior.

Sin embargo, resulta muy claro que los cambios que se esperan en el marco de la ejecución de la Agenda van a tocar diferentes intereses de diversa índole, y que por esa razón es esperable que, en la medida que se conozcan más detalles de los cambios legales y normativos que involucra su implementación, veamos la aparición de voces opuestas a dichos cambios.

FuturENERGY
El actual mercado de la energía eléctrica no responde a las exigencias que nuestra sociedad y economía plantean. Eso es un hecho incuestionable a la luz de los precios de la energía, los conflictos para la construcción de nuevas centrales convencionales y el retraso en diferentes inversiones, por mencionar
algunos.

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2014