Todo ello surge de la estrategia Valencia Ciudad Inteligente (VLCi) que parte, a su vez, del Pacto local por la Innovación, en el que se suman esfuerzos y conocimientos para consolidar la innovación como motor de la actividad económica. Paula Llobet ha señalado que dentro del Pacto existe un grupo específico de Smart City donde “se ponen en común las diferentes iniciativas que todos los miembros llevamos a cabo y del que surgen proyectos conjuntos para desarrollar en la ciudad”. Con ello, se abren “nuevas ventanas de colaboración entre todos los agentes que trabajamos para la ciudad, gracias a la financiación nacional y europea para llevar a cabo proyectos I+D+I en los que InnDEA trabaja activamente junto a los distintos servicios del ayuntamiento”, ha manifestado.

Papel de InnDEA Valencia

FuturENERGY
Paula Llobet ha explicado que la Fundación InnDEA actúa de nexo entre el Ayuntamiento de Valencia y los socios de los proyectos, estableciendo las relaciones necesarias “para poder conocer las necesidades y requerimientos de los servicios del Ayuntamiento en los ámbitos de los proyectos y para poder acceder a las infraestructuras de la ciudad”.

Por otro lado, la fundación está involucrada en el desarrollo de los pilotos en la ciudad, “desde la definición de requisitos funcionales de los mismos, hasta la fase de ejecución, testeo y validación”, ha comentado Llobet. El papel de la ciudad en los pilotos “es indispensable para garantizar que los resultados finales de los proyectos son útiles para los ciudadanos, ya que el objetivo final es mejorar su calidad de vida y facilitar su relación con la ciudad en la que viven”, ha añadido.

Gracias a la financiación europea, “Valencia ha sido modelo de proyectos piloto tan interesantes como reparto de mercancías de última milla en el centro histórico de nuestra ciudad mediante triciclos asistidos con motor eléctrico, en el marco del proyecto SMILE, o un pavimento con propiedades fotocatalíticas para reducir la contaminación atmosférica en el entorno urbano que se ha ensayado en la calle Félix Pizcueta de Valencia, dentro del proyecto Light2CAT”, ha señalado Llobet.

Ambos proyectos y la mayoría de los que se llevan en marcha desde InnDEA Valencia están muy vinculados con la protección del medio ambiente y la sostenibilidad, “aunque vamos a ampliar la temática hacia proyectos de innovación participativa y social, dados los buenos resultados que el proyecto FIWARE está ofreciendo dentro de la estrategia Valencia Ciudad Inteligente”, ha indicado la directora de InnDEA.

Proyecto recién concedido

Paula Llobet ha informado, asimismo, de que sólo en el primer semestre de 2015, InnDEA ha presentado 30 solicitudes a proyectos europeos en el ámbito de la innovación, de los que ya han surgido “buenas noticias” según ha anunciado.

“Esta misma semana se nos ha informado de que se nos ha concedido un nuevo proyecto europeo, denominado FUTURE, y cuyo objetivo principal es desarrollar una herramienta orientada a realizar un análisis ambiental preciso y simplificado del mobiliario urbano con el fin de facilitar la contratación pública ecológica”, ha explicado. Incluido dentro de la convocatoria LIFE 2014, supondrá una inversión de 27.500 euros para la ciudad.