La compra corporativa de renovables sigue creciendo, ya tiene lugar en 75 países

Empresas en 75 países obtuvieron activamente 465 TWh de energía renovable en 2017, una cantidad cercana a la demanda total de electricidad de Francia, según un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA). Con la disminución continua de los costes de las energías renovables, el informe sugiere que la demanda corporativa continuará aumentando a medida que las empresas busquen reducir sus facturas de electricidad, protegerse contra futuros aumentos de precios y abordar sus preocupaciones de sostenibilidad.

Corporate Sourcing of Renewables: Market and Industry Trends, la primera evaluación global de tendencias y políticas sobre la compra corporativa de energías renovables, muestra que el abastecimiento de energía renovable por parte de compañías del sector privado, hecho posible con el marco de políticas correcto, puede ser un factor clave en la búsqueda mundial de una transformación energética sostenible en línea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

Según el informe, las preocupaciones ambientales y de sostenibilidad, la responsabilidad social y la gestión de la reputación y los objetivos económicos y financieros son los tres principales impulsores de la compra corporativa.

Las conclusiones del informe, presentado en la Novena Conferencia Ministerial sobre Energía Limpia en Copenhague, muestran que la mitad de las más de 2.400 grandes empresas analizadas están adquiriendo o invirtiendo voluntaria y activamente en la autogeneración de electricidad renovable para sus operaciones. De las compañías en el estudio, más de 200 obtienen al menos la mitad de su energía de fuentes renovables. La generación eléctrica es el modelo de abastecimiento más común, seguido de los certificados de atributos de energía (EAC) desglosados y los acuerdos de compra de energía (PPA).

Las empresas son responsables de alrededor de dos tercios de la demanda total de electricidad final del mundo, lo que las convierte en el centro de la transformación energética y en actores clave“, dijo el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin. “A medida que gobiernos de todo el mundo reconocen este vasto potencial, el desarrollo de políticas que fomenten y alienten la compra corporativa en el sector de la electricidad y más allá, inyectará la inversión necesaria adicional en energía renovable“.

El informe encuentra que la tendencia de contratación corporativa es generalizada y dinámica, y que las empresas que participan en la práctica provienen de diversos sectores. Por volumen, la mayor parte de la electricidad renovable se consumió en el sector de los materiales, mientras que las mayores proporciones del consumo de electricidad renovable se encuentran en los sectores financiero (24%) y tecnología de la información (12%). Los países de Europa y Norteamérica continúan representando la mayor parte de la compra corporativa.

De las empresas analizadas en el informe, solo el 17% tiene un objetivo de electricidad renovable. Tres cuartas partes de esos objetivos caducarán antes de 2020, lo que representa una gran oportunidad para que las empresas desarrollen nuevas estrategias y objetivos de energía renovable a medio y largo plazo que tengan en cuenta las mejoras en tecnología energética renovable y la disminución de los costes.

El informe es una contribución a la campaña ministerial de Energía Limpia “Corporate Sourcing of Renewables”, codirigida por China, Dinamarca y Alemania y coordinada por IRENA.