La demanda mundial de certificaciones en la norma internacional ISO 50001 de Sistemas de Gestión Energética crece un 77%

Los datos del informe ISO Survey of Management Systems Standard Certifications 2011-2015, recientemente publicado por la Organización Internacional de Normalización ISO, confirman el aumento continuo de la demanda internacional de certificaciones en la norma internacional ISO 50001 de Sistemas de Gestión Energética. El crecimiento de la demanda mundial con respecto a 2014 ha sido del 77%. A cierre del ejercicio de 2015, España ha reportado 390 certificaciones, pasando a ocupar la sexta posición en el ranking de países con mayor número de organizaciones certificadas en ISO 50001.

CREARA ha participado en la implantación de sistemas de gestión de la energía de 57 de los 390 certificados emitidos en España, posicionándose como una empresa de referencia en la implantación y certificación de los Sistemas de Gestión Energética de acuerdo a la norma ISO 50001.

FuturENERGY
 

El país líder en certificados ISO 50001 sigue siendo Alemania, con 5.931 certificaciones. Por encima de España en el TOP 10 de países con mayor número de certificaciones se encuentran vecinos europeos como Reino Unido (1.464 certificados), Francia (500 certificados) e Italia (470).  El único país no europeo con mayor número de empresas certificadas es India, con 405 certificados en  2015.

En América Latina, encabezan la lista Brasil y Chile, con  33 y 24 certificados respectivamente, aunque es previsible que esta cifra tienda a aumentar rápidamente en Chile gracias al esfuerzo llevado a cabo por la administración pública chilena en la materia, programa en el que CREARA ha participado activamente desde su oficina en Santiago de Chile.

Sobre la Norma ISO 50001

La norma internacional de calidad ISO 50001 de Sistemas de Gestión Energética certifica la existencia de un sistema optimizado para el uso correcto de la energía en cualquier tipo de organización. Tiene como objetivo facilitar a las organizaciones, independientemente de su sector de actividad o su tamaño, una herramienta que permita la reducción de los consumos de energía, así como de los costos financieros asociados y, en consecuencia, de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entre los beneficios derivados de la implantación de la norma ISO 50001 destacan:

  • Ahorro de energía en el corto, medio y largo plazo.
  • Control de la cantidad de energía consumida en cada proceso.
  • Detección de las medidas de ahorro energético más adecuadas en función de los procesos de consumo de energía en la organización.
  • Reconocimiento externo (clientes, proveedores, accionistas, opinión pública) del compromiso de la organización con el desarrollo sostenible.
  • Facilita el acceso a las licitaciones tanto públicas como privadas, que cada vez más lo están valorando más.
  • Una vez producida la transposición de la Directiva 2012/27/UE sobre eficiencia energética, las grandes empresas certificadas cuentan además con la ventaja de eximirse de la obligación de realizar auditorías energéticas cada cuatro años.