La DG de Comercio propone un nuevo mecanismo de control de precios para los paneles solares chinos

La Comisión Europea ha presentado una propuesta para un nuevo mecanismo para controlar el precio de los paneles y células solares importados a la Unión Europea desde China. Anteriormente, los precios de los productos se regían por un sistema de precios mínimos de importación (PMI) que la Comisión Europea había reconocido que había fracasado. El nuevo sistema estaba destinado a hacer frente a ese fracaso.

El Presidente de SolarPower Europe, Christian Westermeier, declara: “Esta propuesta de la DG de Comercio pretende separar el precio de los paneles solares de la realidad. La Comisión Europea afirma claramente que los precios de mercado registrados en el primer trimestre de 2017 sólo se alcanzarán en la UE en septiembre de 2018. Esto implica un retraso de 1,5 años para que las empresas europeas se beneficien del verdadero precio de mercado de la energía solar, lo que es aún peor es que el nivel de PMI propuesto para julio de 2018 sigue siendo muy superior al actual precio de mercado en $/W. Esta no es la forma de llevar a los ciudadanos de Europa la transición energética de una manera rentable.”

FuturENERGY
 

James Watson, Director General de SolarPower Europe, añade: “La Comisión Europea está tratando de perder otra oportunidad para acercar los precios de la energía solar en Europa a los precios del mercado mundial con esta propuesta. Es positivo que reconozcan una diferencia de precio entre los paneles y células de silicio mono y poli cristalino en la nueva propuesta, pero este progreso desaparece al mantener los precios de estos productos artificialmente altos por no basar el nuevo sistema en un índice de mercado activo.

La nueva propuesta incluye un calendario de precios que controlará los precios de paneles y celúlas en el mercado europeo durante los próximos 14 meses aproximadamente, describiendo cuánto y cuándo bajarán los precios. El Dr. Christian Westermeier comenta: “Esto no ayuda al sector solar europeo. Las empresas podrían esperar un mes o dos para que el nuevo precio más bajo entre en vigor antes de realizar un proyecto. La propuesta de la Comisión podría realmente reducir toda la inversión en energía solar en Europa. Las empresas podrían estar tentadas a esperar hasta el final de las medidas antes de hacer una inversión. Es difícil entender la decisión de la Comisión de ignorar los precios de mercado.”

Las partes interesadas tienen hasta el 2 de agosto para hacer sus comentarios a la Comisión Europea sobre el nuevo sistema propuesto.