La eficiencia energética en los edificios es la medida más eficaz para reducir las emisiones

Los edificios representan alrededor del 40% de la demanda mundial de energía y, por tanto, ofrecen un gran potencial para conseguir importantes reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero. Este es uno de los principales temas que abordó Jørgen Tang -Jensen, CEO del Grupo VELUX, en el principal evento empresarial de la Cumbre Mundial sobre el Clima que se celebró el pasado 17 de noviembre en Varsovia, en paralelo con COP19 -la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, órgano supremo compuesto por 195 que se reúne cada año para hacer un balance sobre la aplicación de la Convención, adoptar decisiones destinadas a mejorar las reglas estipuladas y negociar nuevos compromisos-.
“La eficiencia energética en los edificios debería ser el primer área a tener en cuenta al determinar las medidas de política eficaces para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel nacional y regional”, dice Jørgen Tang- Jensen.
La recomendación está en consonancia con las conclusiones presentadas por la Agencia Internacional de Energía (AIE), que ha señalado que los sectores de la industria, la construcción y el transporte son los ámbitos en los que se pueden lograr las mayores reducciones y las más eficientes. Si se realizara un esfuerzo a gran escala en estos sectores, las emisiones podrían verse reducidas a la mitad para el año 2020, concluye el informe de la AIE “Redrawing the Energy-Climate Map”.
Un estudio realizado por Copenhagen Economics también subraya que la rehabilitación eficiente de los edificios podría suponer un beneficio bruto anual para la sociedad en torno a los 104-175 billones de euros en el año 2020, en la UE, según el nivel de inversiones realizadas entre 2012 y 2020. Se estima que los beneficios para la salud que se consiguen al mejorar el clima interior se cifran entre 42-88 billones de euros al año.