La energía eólica se estrena en Energías Renovables de GM

General Motors, por primera vez está adquiriendo energía proveniente del viento para alimentar sus operaciones de fabricación, lo que permite que las necesidades eléctricas de una de sus instalaciones de electricidad de México sean cubiertas en su mayoría con energías renovables. Esta adición de 34 megavatios de energía eólica permite a GM lograr su meta corporativa de uso de energías renovables cuatro años antes.

La construcción del parque eólico se inicia en el segundo trimestre de este año. Cuando se finalice, más del 12 por ciento del consumo energético de GM en Norteamérica provendrá de fuentes renovables de energía, en comparación con el 9 por ciento de energías renovables que emplean actualmente, compuesto de energía solar, gases de vertedero y residuos, y que ascienden a 104 megavatios, con una meta de 125 megavatios en 2020. El uso de la energía limpia, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero y el impacto de GM sobre el cambio climático.

El setenta y cinco por ciento de la energía procedente de las turbinas de viento proveerá la mayor parte del Complejo GM Toluca de 104 hectáreas, por lo que es el mayor consumidor de energía renovable de la compañía. La capacidad restante ayudará a encender los Complejos de Silao, San Luis Potosí y Ramos Arizpe. El uso de la energía renovable ayuda a evitar las cerca de 40.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono al año, que generarían estas instalaciones.