La fábrica de palas de Vestas en Daimiel cumple 10 años

El centro de producción de palas de Vestas en Daimiel (Ciudad Real), que cuenta con más de 850 trabajadores, lleva ya diez años fabricando palas para sus aerogeneradores. El alto volumen de pedidos que ha registrado la compañía en 2017, junto a la evolución positiva del mercado eólico español y la competitividad de la fábrica en Daimiel han propiciado la apuesta del grupo danés por la fábrica española, que en otoño empezará a producir la pala para el modelo V150, de 72 metros de largo.

Con la torre de acero más alta de la industria, la V150 ofrece un aumento del 21% en la producción de energía anual; además, su bajo nivel de potencia acústica permite su localización en regiones con estrictas restricciones acústicas.

“Hace 10 años, Daimiel celebraba la llegada de Vestas con una fábrica de palas de 44 metros (modelo V90) y 500 empleos directos. Diez años más tarde, nos enorgullece que la fábrica cuente ya con más de 850 trabajadores y que sigamos creciendo con nuevas líneas de producción”, comenta Roberto Meiriño, director de la fábrica de Vestas en Daimiel.

Desde 2008, Vestas Manufacturing Spain apoya el desarrollo de la industria eólica en España, apostando por la innovación y el empleo. Durante estos años, Vestas ha invertido más de un millón de horas en formación, haciendo especial hincapié en seguridad. Junto a los más de 200 empleos fijos que ha generado la compañía en España durante los últimos, la fabricación de esta nueva pala permitirá a Vestas continuar su apuesta por el empleo fijo en el futuro: “Con una tendencia a la baja de los precios de la energía, el mercado energético mundial se torna cada vez más competitivo. Por ello, en Vestas seguiremos esforzándonos por mantener la competitividad de la eólica y contribuir así al desarrollo de una industria en pleno apogeo, con la seguridad y la calidad como guías para lograrlo”, añade Meiriño.