La generación de energía con biomasa concentra el 44% del empleo de las renovables en la UE

Unas 500.000 personas trabajan ya en el sector de la generación de energía con biomasa en la UE-28, el 44% del empleo de las renovables, lo que sitúa a la biomasa como la energía renovable que más empleo crea, según recoge el Informe Estadístico 2016 elaborado por la Asociación Europea de Biomasa (AEBIOM), que se presentará en Madrid el próximo día 4 de noviembre, dentro del programa de actividades organizado con motivo de la estancia en esta capital de la exposición divulgativa itinerante Biomasa en tu casa, organizada por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM) y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

El Informe Estadístico 2016 pone de manifiesto que Europa cuenta con los recursos naturales necesarios para el desarrollo sostenible de la bioenergía. Contrariamente a la creencia común, los bosques de Europa están creciendo de forma constante a un ritmo de 322.800 hectáreas por año (equivalente a casi un campo de fútbol cada minuto).

 

Sin embargo, el uso de la biomasa sigue siendo modesto en comparación con el consumo de combustibles fósiles. Mientras la dependencia energética de China o Estados Unidos es inferior al 20%, la UE importa el 53% de su energía; y España, el 73%.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Europea de la Biomasa (AEBIOM), Gustav Melin, con frecuencia se pasa por alto que el sector de calefacción y refrigeración representan la mitad del consumo de energía de la UE-28, actualmente dominado por los combustibles fósiles (82%). La instalación de nuevas estufas de pellets de madera como combustible en los hogares, las calderas de astillas de madera eficientes en escuelas, hoteles y tiendas, podría mejorar sustancialmente el grado de independencia energética de la UE-28.

Casi 7.300 MWt instalados en España

En España, la producción de energía primaria a partir de biomasa para uso térmico y eléctrico fue de 4.954 ktep en 2014 (último dato oficial disponible). Actualmente, España cuenta con más de 160.000 instalaciones de biomasa térmica en funcionamiento, que suponen en torno a 7.275 MWt instalados, lo que implica una reducción anual de 3.224.000 toneladas de CO2.

Según el presidente de AVEBIOM, Javier Díaz González, “con un crecimiento anual de 1.000 MWt instalados, en el año 2020 se reducirían 5,5 millones de toneladas de CO2, lo que supondría una contribución a los objetivos nacionales de reducción de emisiones de CO2 en los sectores difusos de un 2,5%”.

Según datos de AVEBIOM, en España se aprovecha un 35% del crecimiento anual de los bosques, mientras que la media europea eleva ese porcentaje hasta el 61%. “Un incremento del consumo en 12 millones de metros cúbicos al año significaría: 12.000 nuevos empleos en el sector forestal, la reducción de la compra de 15 millones de barriles de petróleo y de la emisión de nueve millones de toneladas de CO2.