La geotermia demanda una normativa específica para su impulso definitivo en España

La energía geotérmica necesita de una normativa específica para su impulso definitivo en España. Es una de las conclusiones de la jornada sobre ‘Nuevos avances en geotermia somera’ organizada en el marco de GENERA 2016 por el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) y la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA).

Según el geólogo Albert Pujadas, director técnico de Quali Geotermia, “el marco regulatorio es un aspecto esencial para la implantación de geotermia de calidad en nuestro país”. Sin embargo, en la actualidad, se enfrenta a varios problemas relacionados con la legislación. “La normativa es confusa, poco ordenada, lenta y cada comunidad autónoma tiene sus propios criterios”, lamenta Pujadas. Por eso es necesario “una normativa específica más concreta, unificada y simple”, añade el geólogo.

FuturENERGY
Uno de los aspectos fundamentales de las instalaciones geotérmicas someras es garantizar la disponibilidad del recurso. Para ello, Benito Rivera, responsable de Geotermia del Colegio de Geólogos, sugiere el Perímetro de Protección Geotérmico. Este perímetro sirve para “ordenar el recurso y no generar una sobreexplotación”, indica. En esa línea, aboga por sondeos geológicos e hidrogeológicos que establezcan modelos de captación que puedan integrarse en la instalación. “Permite buscar una localización eficiente, garantizar el recurso y ganar la confianza del cliente”, explica el experto.

En ese sentido, Manuel Regueiro, presidente del Colegio de Geólogos, recordó que “el conocimiento del terreno permite conseguir los mejores rendimientos de las instalaciones geotérmicas”. El Colegio ha propuesto a los partidos políticos medidas para impulsar la geotermia en España como la reforma de los documentos básicos del Código Técnico de Edificación (CTE) para introducir la geotermia en la construcción y rehabilitación de edificios. Asimismo ha propuesto un Libro Blanco sobre la Geotermia de Baja Entalpía para impulsar una adecuada legislación y ayudas financieras para desarrollar geotermia en edificaciones.

A ese respecto, José María González, director general de APPA, apostó por ampliar el debate de las renovables “más allá de los usos eléctricos e incluir los térmicos”, donde la geotermia juega un papel destacado. González recordó que en España “el 80% de la energía que utilizamos la traemos de fuera”. “Gastamos 40.000 millones de euros en traer energía del exterior”, señaló. Además, todavía “más del 50% de la energía que consumimos proviene del petróleo”. El sector de la geotermia aporta a la economía española 30 millones de euros, pero tiene un papel modesto en el mix energético”, lamento el director general la Asociación de Empresas de Energías Renovables.