La hoja de ruta IRENA abre un nuevo camino para el almacenamiento de energía renovable

Un nuevo y pionero informe de IRENA proporciona una dirección clara sobre cómo avanzar en los sistemas de almacenamiento como parte de la infraestructura para un futuro energético sostenible. El informe, Energías Renovables y Almacenamiento de Electricidad, dado a conocer en los eventos paralelos celebrados durante de la novena reunión del Consejo de IRENA, prioriza 14 puntos de acción a través de cinco áreas prioritarias en las que los gobiernos y la industria pueden trabajar juntos para facilitar el desarrollo de políticas de almacenamiento de electricidad renovable.

El informe es parte del programa REmap 2030 de IRENA que asegura que la cuota de las energías renovables en el sector eléctrico debe duplicarse en 2030. Para ello, se estima que serán necesarios 150 GW de almacenamiento en baterías y 325 GW de almacenamiento por bombeo, por lo que el almacenamiento es un elemento vital en la expansión de las energías renovables. Este artículo se basa en el mencionado informe.

Con la solar y la eólica rompiendo nuevos récords de instalación cada año, los países con planes ambiciosos para estas tecnologías de generación de energía renovable deben considerar las mejores formas de integrar las energías renovables variables en la red. El almacenamiento de electricidad es una opción clave y disponible para gestionar la variabilidad y garantizar un suministro fiable en todo momento. La disminución de los costes y la mejora de las capacidades han hecho las baterías y otras tecnologías de almacenamiento cada vez más prácticas para mejorar los sistemas de generación existentes. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Septiembre 2015