La instalación de repartidores de costes de calefacción supondrá un ahorro de 200 euros al año para el consumidor

La instalación de repartidores individuales de costes de calefacción supondrá un ahorro de 200€ al año para el consumidor español, lo que equivale a un 30% de la factura energética del hogar. Esta medida afectará a, al menos, 1,7 millones de viviendas en España. Al mismo tiempo, evitará el despilfarro energético y la emisión a la atmósfera de 2 millones de toneladas de CO2 al año.

El 47% de la energía consumida en el hogar corresponde a la calefacción y solo un 3,9% a iluminación, aunque paradójicamente la mayoría estemos concienciados del ahorro de la luz y no de la calefacción.

FuturENERGY
“Es cierto que hay que hacer una inversión inicial para instalar los repartidores de calefacción en cada radiador”, señala Luis Cid-Fuentes, CEO de Gomez Group Metering, “pero la mayoría de la empresas del mercado ofrecemos la opción de compra o alquiler, por lo que la inversión no superaría los 8€/mes por familia en el caso del alquiler, que se ven ampliamente compensados por el ahorro energético que se lograría. Y en el caso de comprar los contadores, se amortizaría la inversión en un par de años”.

La mayor parte de los países de la Unión Europea (UE) ya habían traspuesto la Directiva EED 2012/27/EU, que obliga a contabilizar de manera individual los consumos en edificios residenciales con sistemas de calefacción central, por lo que “Gomez Group Metering celebra que por fin el Ministerio de Energía haya dado el primer paso en esta dirección, ya que es una medida de ahorro para el consumidor y contribuye a la protección del medio ambiente al reducir el despilfarro energético”.