La mitad de los ciudadanos de la UE podría producir su propia energía en 2050

La mitad de los ciudadanos de la UE podría producir su propia electricidad en 2050, y cubrir el 45% de la demanda energética de la UE. El mercado energético europeo está cambiando de los combustibles fósiles y nucleares a las energías renovables, pero también está pasando de un mercado centralizado dominado por las grandes empresas de servicios públicos, a uno en el que las personas producen su propia energía y ayudan a gestionar la demanda. Sin estos “ciudadanos energéticos”, la transición a un sistema energético 100% renovable no será posible.

Un informe realizado por la Federación Europea de Energías Renovables, Amigos de la Tierra, Greenpeace y la Federación Europea de Cooperativas de Energías Renovables ha calculado algunos de los efectos de esta transformación. El estudio, “El Potencial de los Ciudadanos Energéticos en la Unión Europea”, considera la producción de los hogares, colectivos, micro y pequeñas empresas, y entidades públicas. Las tecnologías evaluadas son parques eólicos, paneles solares, baterías estacionarias, calderas eléctricas y vehículos eléctricos.

El informe estima el número de “ciudadanos energéticos” que existen en la actualidad, así como cuántos podrían existir en 2030 y en 2050, en cada Estado Miembro y en la UE en su conjunto. Y demuestra que más de 264 millones de ciudadanos de la UE, la mitad de la población, podrían estar produciendo su propia electricidad en 2050. Estos “ciudadanos energéticos” podrían producir 611 TWh de electricidad en 2030 y 1.557 TWh en 2050. Por lo tanto, en 2030, los “ciudadanos energéticos” podrían entregar el 19% de la demanda de electricidad de la UE, y el 45% para el año 2050. Se trata de una importante contribución al logro de los objetivos renovables de la UE para 2030 y un avance hacia un sistema energético 100% renovable.

Por países, Alemania, Francia y Reino Unido tienen el mayor potencial en términos de energía generada. Suecia lideraría en la proporción de ciudadanos que participan en la producción de electricidad (79% de la población). Letonia tiene el mayor potencial de capacidad de generación, ya que sus ciudadanos podrían cubrir el 83% de la demanda eléctrica del país en 2050.

En 2050, los proyectos colectivos y cooperativas podrían aportar el 37% de la electricidad producida por los “ciudadanos energéticos”, mientras que las pequeñas y muy pequeñas empresas podrían contribuir en un 39%, los hogares en un 23% y las entidades públicas en un 1%.

El informe también examina como los “ciudadanos energéticos” pueden contribuir en la respuesta de la demanda, mediante el uso de baterías estacionarias, vehículos eléctricos y calderas inteligentes que utilizan la energía cuando es abundante, no en picos de demanda. El informe demuestra que en 2050, siete de cada diez ciudadanos europeos podría participar en la respuesta de la demanda.

Los “ciudadanos energéticos” podrían desbloquear 1.494 GWh de almacenamiento de electricidad para el año 2030 y 10.490 GWh en 2050. Este almacenamiento reduciría significativamente los picos del sistema y garantizaría capacidad de reserva limpia y asequible. Los resultados muestran que los “ciudadanos energéticos” son capaces de entregar una gran parte de la energía renovable y de la flexibilidad de la demanda necesaria para descarbonizar el sistema energético europeo

Sin embargo, los “ciudadanos energéticos” se enfrentan a obstáculos legales significativos para generar su propia electricidad. En toda la UE existen restricciones legales explícitas, procedimientos administrativos y de planificación desproporcionados y tarifas punitivas que impiden a los ciudadanos liderar la transición hacia la energía renovable. Con el marco legal apropiado en la UE, los “ciudadanos energéticos” podrían florecer y entregar una participación significativa de energía renovable de Europa y proporcionar una flexibilidad importante al sistema energético a través de la respuesta a la demanda.