La planta fotovoltaica El Romero Solar, de Acciona, aportará 316 M$ al PIB de Chile

La construcción y operación de la planta fotovoltaica El Romero Solar, implantada por Acciona en el desierto de Atacama, contribuirá con 316 M$ al PIB de Chile durante su vida útil, el doble que una planta de carbón estándar equivalente. Así lo revela el informe de impacto socioeconómico de dicha instalación, realizado por la compañía con el soporte metodológico de la consultora EY, una vez completada la puesta en operación comercial de la planta.

El análisis se enmarca en el interés de Acciona por conocer la huella socioeconómica y ambiental de sus actividades con base en las directrices de su Plan Director de Sostenibilidad, para lo cual viene realizando estudios centrados en sus mercados estratégicos y en sus instalaciones más emblemáticas. Este es el caso de El Romero Solar, que, con 246 MWp, era la planta fotovoltaica de mayor potencia en América Latina cuando entró en operación en noviembre de 2016.

A partir de un modelo basado en tablas simétricas input/output (conocido también como matriz Leontief), el estudio concluye que durante 35 años de vida útil, la planta El Romero Solar aportará 210 M$ al PIB chileno, adicionales a los 106 M$ generados durante su construcción. Del total de 316 M$ aportados, 155 M$ corresponden a efectos directos de la actividad de Acciona; 84 M$, a efectos indirectos en la cadena de suministro, y otros 77 M$ son inducidos en otros sectores económicos.

La citada aportación al PIB representa 59,1 M$ por cada GWh producido por la planta y 1,27 M$ por cada M$ invertido en la instalación.

Empleo y medio ambiente

El informe estudia también el impacto de El Romero en cuanto a creación de empleo. Así, revela que durante la preparación y construcción (1,1 años), se generaron 2.083 empleos estables (2.291 medidos en empleos-año), de los que 1.185 fueron directos, 405 indirectos y 493 inducidos. Y en la fase de operación, serán 132 los empleos estables durante los 35 años de vida útil (4.612 en términos de empleos-año), de los que 73 serán directos, 28 indirectos y 31 inducidos.

Por lo que respecta a externalidades ambientales, el informe señala que El Romero Solar evita anualmente la emisión de 327.242 t de CO2 -tomando como base el mix de generación térmica del Sistema Interconectado Central (SIC)- lo que supone un ahorro de 21 M$ cada año en costes asociados a gases de efecto invernadero. Al no emplear agua en su proceso productivo, la planta solar ahorra asimismo 701.310 m3 al año de este elemento, equivalentes al consumo de 2.338 hogares chilenos. En cuanto a emisión de gases contaminantes (SO2 y NOx), El Romero evitará 2.854 t al año, con un ahorro asociado en costes de salud calculado en 4,2 M$.

Comparación con central de carbón

El estudio incluye un análisis comparativo con una planta convencional de carbón equivalente y concluye que la contribución de ésta al PIB chileno sería aproximadamente la mitad que la de El Romero (154 M$) durante su construcción y 40 años de vida útil. De ellos, 69 M$ serían por efecto directo, 45 M$ y 40 M$ inducidos.

La planta solar supera también a la planta de carbón en generación de empleo. Los 6.903 empleos-año (directos, indirectos e inducidos) generados por El Romero entre su fase de construcción y 35 años de vida útil, se reducen a 3.631 empleos-año en el caso de la planta térmica, considerando una vida útil estándar de 40 años.

Relacionando la creación de empleo con la energía producida, mientras El Romero crea 1.291 empleos-año por cada TWh que produce, un planta de carbón equivalente generaría 966 empleos-año, es decir, un 25% menos.