La planta solar para producción de agua caliente más grande del mundo está gestionada por aplicaciones Danfoss

La planta solar de agua caliente más grande del mundo aprovecha la energía solar para calentar los hogares y oficinas de 40.000 ciudadanos. Aporta entre el 18 y el 20% de la energía total consumida durante un año en la ciudad de Silkeborg, Dinamarca, que tiene como objetivo alcanzar la neutralidad en CO2 a la hora de producir calor para 2030.

La calefacción solar fue elegida ya que permite almacenar la energía solar durante todo el día para ser usada por la noche o en distintas épocas del año. Esto aumenta el valor añadido del sol y hace que las soluciones solares sean más rentables. La planta de Silkeborg ha sido diseñada para producir 80.000 MWh de calor anualmente y al mismo tiempo reducir las emisiones de CO2 en 15.700 t.

El sistema solar de agua caliente está gestionado por los intercambiadores de calor SONDEX® y variadores de velocidad VLT®, que han reducido en un 30% el coste de producción en su primer año de funcionamiento, comparados con los sistemas de variadores de velocidad tradicionales.

Cuatro bombas de gran tamaño funcionan constantemente en paralelo para distribuir el agua caliente a los consumidores. Además, otras cuatro más están disponibles en reservs por si tuvieran que reemplazar a las que ya están funcionando. Las ocho bombas están controladas por los VLT® AQUA drives para mantener al mínimo su consumo energético.

Una transferencia de energía efectiva

Un total de cuatro intercambiadores de calor SONDEX® están conectados a la planta de energía solar. Se trata de los modelos S221 y tienen entre 884 y 936 placas. Los edificios públicos de Silkeborg están adaptados al tamaño de los intercambiadores.

• La planta solar para producción de agua caliente de Silkeborg contiene 22 km de tuberías y 12.436 paneles solares.
• El parque solar está construido en cuatro secciones independientes para asegurar al máximo su funcionamiento. Si surge un problema en una sección, los operarios aíslan la sección y focalizan el funcionamiento en las otras tres restantes.
• La planta está diseñada para un periodo de vida de 25 años. Es una planta altamente eficiente, hasta seis veces más que los sistemas residenciales solares de agua caliente instalados típicamente en los techos de los edificios.