La reforma energética provoca a Acciona pérdidas de 1.972 M€ en 2013

0

Acciona ha cerrado el ejercicio 2013 con unas pérdidas netas de -1.972 M€, debidas fundamentalmente a los cambios regulatorios aprobados con efecto retroactivo durante el pasado ejercicio en materia energética. Los efectos directos en la cuenta de resultados de estos cambios regulatorios ascienden a -257 M€ y su impacto en el deterioro del valor de los activos renovables de la compañía se cifra en -1.675 M€.
Estos resultados se han visto asimismo afectados, aunque en menor medida, por los efectos negativos derivados del deterioro del valor de algunos activos inmobiliarios y de otros negocios y por eventuales pérdidas derivadas de contratos específicos en la división de Infraestructuras, así como por el impacto positivo de las plusvalías resultantes de las operaciones de venta de activos eólicos y de concesiones hospitalarias ejecutadas durante el ejercicio.
El Resultado Bruto de Explotación (EBITDA) se situó en 1.228 millones de euros, un 14,1% menos que el ejercicio precedente, debido principalmente al impacto de los cambios regulatorios mencionados en la división de Energía.
La cifra de negocio consolidada se redujo en un 5,8% sobre el año anterior, hasta los 6.607 millones de euros.
La inversión neta ordinaria de los distintos negocios de Acciona durante el ejercicio fue de 381 M€, un 55,4% menos que en el ejercicio anterior. Esta cifra incluye 205 millones de euros invertidos en el crecimiento orgánico de las actividades de Acciona Energía y 198 millones en Infraestructuras, fundamentalmente concesiones.
El patrimonio atribuible a Acciona a 31 de diciembre de 2013 se redujo en un -38,2 %, para situarse en 3.230 M€ frente a los 5.230 M€ a 31 de diciembre de 2012, debido a las pérdidas registradas durante el periodo.
La compañía ha reducido su deuda financiera neta un 10,2%, desde los 7.482 M€ a 31 de diciembre de 2012 hasta los 6.715 millones a 31 de diciembre de 2013. A esta disminución han contribuido, entre otros factores, el recorte de la inversión, el buen comportamiento del capital circulante en el último trimestre del ejercicio o el impacto positivo de la evolución de los tipos de cambio respecto al euro.