La regasificadora de Dunquerque, un proyecto llave en mano de SENER, recibe su primer barco de GNL

0

La planta regasificadora de Dunquerque (Francia), un proyecto llave en mano del grupo de ingeniería y tecnología SENER, ha recibido su primer barco de GNL (Gas Natural Licuado) en la mañana del día 8 de julio. Con este hito empieza la fase de puesta en marcha de la instalación, ubicada en el puerto de Dunquerque, en el norte de Francia, y cuya operación comercial está prevista a mediados de septiembre.

TS LNG firmó en 2011 con Dunquerque LNG, una empresa subsidiaria de EDF, el contrato llave en mano para la construcción de la planta de proceso de esta terminal. Desde entonces, SENER ha trabajado para construir y poner en marcha una planta de alta eficiencia y prestaciones, y que ha conseguido unos excelentes ratios de seguridad y salud durante el periodo de cuatro años y medio por el que se han extendido las obras. Para la realización de los trabajos, TS LNG se ha coordinado con los consorcios responsables de los tanques y del túnel de captación de agua de mar, para que sea utilizada en el proceso de vaporización.

FuturENERGY
La planta de regasificación de Dunquerque está dotada con tres tanques de almacenamiento de 190.000 m3 y su producción media es de 13 BCMA (Billion Cubic Metre per Annum, miles de millones de metros cúbicos por año) de gas natural, y un caudal máximo de emisión de 1,9 millones m3(n)/h (millones de metros cúbicos por hora). Dispone de un muelle de atraque, brazos y tuberías de descarga, tanques de almacenamiento, sistemas para regasificación y emisión de gas, sistema de recuperación de BOG (Boil-Off Gas), antorcha, sistema de bombeo de agua de mar para vaporización, sistemas auxiliares y el conjunto de edificios (oficinas, control, seguridad, talleres, etc.) precisos para la operación.

Dentro del consorcio TS LNG, SENER ha llevado a cabo el desarrollo de toda la ingeniería básica y de detalle, la adquisición de los equipos y las obras de construcción correspondientes a los trabajos de obra civil, edificios, atraque, tuberías de descarga y planta de proceso de regasificación de la central. Asimismo, SENER ha realizado las actividades de pruebas y puesta en marcha de la instalación.

Entre los retos que SENER ha afrontado en este proyecto, destacan los exigentes criterios de calidad y seguridad, muy por encima de lo que prescribe la normativa europea. Así, en el diseño de la planta de Dunquerque, SENER ha prestado atención especial a cuatro aspectos principales: la seguridad, el medio ambiente, la disponibilidad y la versatilidad de la operación.

Con la entrega de Dunquerque en perfectas condiciones de operación, SENER afianzará su posición como líder en ingeniería y construcción llave en mano de plantas de regasificación de gas natural licuado, tras su éxito en proyectos anteriores como Gate terminal. Ubicada en Róterdam (Holanda), Gate terminal es una obra de referencia en el sector del gas de Europa, uno de los principales proyectos energéticos en Holanda y un escaparate tecnológico a nivel internacional, y ha sido premiada como ‘Mejor proyecto del año 2011’ por la organización European Construction Institute (ECI) y como ‘Proyecto de Gas Natural Licuado del Año’ por los Premios Europeos de la Conferencia del Gas en 2012.