La UE y México lanzan el primer proyecto de investigación conjunta en geotérmica

Investigadores europeos y mexicanos trabajarán conjuntamente para aprovechar nuevas fuentes de energía geotérmica en el contexto de GEMex, un proyecto internacional que ha sido seleccionado en una convocatoria conjunta lanzada por la UE y México. Carlos Moedas, Comisario Europeo de Investigación, Innovación y Ciencia, y Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía de México, anunció el resultado en el marco de la Reunión Ministerial de Energía Limpia celebrado el 2 de junio en San Francisco.

El Comisario Moedas declaró: “Los enormes recursos geotérmicos de México ofrecen una oportunidad única para aplicar y afinar tecnologías de producción que se están desarrollando en Europa Es un excelente ejemplo de cómo articular los esfuerzos de trabajo en beneficio de todos los involucrados Pero esto es sólo el principio de una fructífera cooperación entre la UE y México sobre tecnologías de energía renovable“.

FuturENERGY
El Secretario Coldwell dijo: “La cooperación en energía geotérmica entre México y la Comisión Europea representa un esfuerzo conjunto para avanzar y aplicar los avances tecnológicos en las tecnologías geotérmicas. México es uno de los países líderes en la generación de energía geotérmica y la colaboración con sus homólogos europeos estimulará aún más el desarrollo tecnológico y marca el primer paso en la cooperación tecnología en energía renovable entre la Comisión Europea y México“.

La UE y México contribuyen por igual al proyecto de 20 M€. La participación de la UE procede de Horizonte 2020, su programa de investigación y financiación de la innovación de 77.000 M€ (2014 – 2020), y el otro de México del Fondo de Sustenibilidad Energética (SENER) – Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

GEMEX desarrollará métodos innovadores de acceso a los vastos recursos térmicos de la tierra ahora atrapados en formaciones geológicas variables. El objetivo final es hacer esta fuente de energía renovable rentable y asequible, para la producción de electricidad y de calor. El proyecto se adherirá a las normas ambientales más estrictas y abordará cuestiones en torno a la aceptación social de la tecnología.

El proyecto de tres años comenzará en otoño de 2016. Es un ejemplo de éxito de la cooperación internacional en el Acuerdo Bilateral de Ciencia y Tecnología de Cooperación UE-México. La llamada se puso en marcha, coordinada por el Secretario Coldwell y el Comisario Moedas, durante su visita a México en noviembre de 2015.

El acceso a las tecnologías de energías renovables asequibles y fiables es un desafío global que los países tienen que afrontar juntos con el fin de limitar los efectos del cambio climático de la era moderna por debajo de 2 °C, tal como acordaron el año pasado los participantes de la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP 21) en París. La UE contribuye a los esfuerzos mundiales en la lucha por descarbonizar la economía para el año 2050. Teniendo en cuenta que alrededor del 50% del consumo de energía primaria de la UE se utiliza para producir calor, encontrar maneras de aprovechar el calor geotérmico de forma económica y segura es una parte clave de la transición a la energía baja en carbono.