La Universidad de Stanford confirma que un mundo 100% renovable es posible en 2050

España crearía más de 300.000 nuevos empleos y reduciría considerablemente el gasto en sanidad si realiza la transición energética

stanford-renovables

Un exhaustivo estudio energético sobre 139 países y desarrollado por la Universidad de Stanford, en California, concluye que de aquí al año 2050 es perfectamente posible que el mundo obtenga el 100% de sus necesidades energéticas con las renovables. El director del estudio, Mark Jacobson, fue el desarrollador del primer modelo informático que estableció las relaciones entre el clima y la contaminación del aire por el gas y las partículas generadas por la actividad humana.

En la actualidad dirige el programa de energía y atmósfera de la Universidad de Stanford, que acaba de publicar una hoja de ruta para evaluar el potencial de desarrollo de las energías renovables en 139 países del mundo, incluido España. Conclusión: es realista conseguir que toda la energía del mundo se obtenga de las renovables, y no de otras fuentes contaminantes como el gas o el petróleo, en el año 2050.

FuturENERGY
 

Datos de 139 países

El estudio detalla un vasto plan para transformar las infraestructuras energéticas actuales (electricidad, transportes, calefacción, climatización, industria, agricultura, bosques y pesca) de 139 países, en sistemas alimentados únicamente por el viento, el agua y el sol. Esta hoja de ruta prevé el 80% de conversión de estas infraestructuras en 2030 y el 100% en 2050.

El estudio compara el consumo de energía de todo el sistema de aprovisionamiento que necesitan energías fósiles y de las energías renovables. Para las energías fósiles, la extracción, el transporte y la transformación del carbón, gas, petróleo y uranio en calor, en electricidad y en carburantes, implica un enorme consumo energético desde la fuente de aprovisionamiento hasta llegar al consumidor final.

Las energías fósiles, por el contrario, tienen a su vez gastos de transportes, pero no necesitan extracción ni transformación para ser utilizadas, lo que abarata sus costes. Los investigadores han convertido estos costes en GW y concluyen que el mix energético mundial actual, fuertemente basado en las energías fósiles, exigirá 20.600 GW en 2050 para el aprovisionamiento, y  12.100 DW en 2012. El escenario 100% renovable exigirá por el contrario  11.800 GW en 2050, un ahorro del 42% en el consumo energético mundial, según el estudio.

El estudio tiene en cuenta numerosos datos, especialmente el potencial de las energías renovables en los 139 países, relacionados con la superficie de cada territorio nacional necesaria para responder a las necesidades energéticas, a los empleos creados, a los beneficios en materia de contaminación sobre la salud de los habitantes e incluso los beneficios que podrían obtenerse de la explotación de energía obtenida mediante renovables en el territorio de cada país analizado.

El caso de España

El estudio calcula que España reduciría un 45% su demanda energética en 2050 si generaliza el uso de la electricidad solar, eólica e hidráulica para el transporte, la calefacción, la industria y agricultura, y si al mismo tiempo desarrolla un plan de eficiencia energética en los diferentes sectores, como vivienda, automóviles, etc.

España podría alcanzar el 100 % de uso de energías renovables cubriendo el 57% de sus necesidades con energía solar, un 36% con energía eólica, un 6,3% con energía hidroeléctrica, y el resto con otras fuentes como las olas, las mareas y la energía geotérmica.

Asimismo, señala que con este escenario se crearían más de 300.000 nuevos empleos y disminuiría considerablemente en gasto en sanidad por mejorar la calidad del aire.