La UTE Rebi – Cofely coloca la primera piedra de la red de calor de la Universidad de Valladolid

La Unión Temporal de Empresas formada por Recursos de la Biomasa-Rebi y Cofely ha resultado adjudicataria de la Red de Calor que dará servicio de calefacción y agua caliente sanitaria mediante biomasa a 24 edificios de la Universidad de Valladolid (UVA), 3 edificios propiedad del Ayuntamiento de Valladolid y 4 pertenecientes a la Junta de Castilla y León. La adjudicación de la licitación para ejecutar la Central Térmica y el desarrollo de la Red de Calor se produjo en septiembre de 2013 con un montante total de 7 millones de euros, de los que 5 millones están dedicados a la ejecución de obra y 2 millones de euros a la gestión del mantenimiento. La Red estará operativa en 12 meses.
Hoy martes 10 de diciembre se ha colocado La Primera Piedra del proyecto durante el desarrollo del acto de inauguración que muestra a los ciudadanos que pronto será una realidad y que simboliza el inicio de la obra de construcción.
Un total de 14 MW de potencia abastecerá el District Heating, la construcción dará servicio térmico a los 31 edificios de la zona norte del término municipal de Valladolid gracias a los equipos generadores de energía térmica con biomasa, el silo de almacenamiento de astilla, la red de tuberías de distribución de calor y el resto de elementos necesarios.
La Central Térmica se ubicará en la parcela anexa al edificio Lucía situada en el Campus Miguel Delibes de la Universidad de Valladolid. La ubicación está específicamente seleccionada para aprovechar todas las ventajas que la parcela ofrece para su integración en el entorno del Campus Universitario.
Características de la central térmica
El edificio diseñado por la UTE alberga tres equipos de combustión. Sus dimensiones están pensadas para acoger un cuarto equipo si en el futuro se decide ampliar la red de consumo.
Se pretende que el grueso de la edificación se encuentre integrado en el terreno para posibilitar su mimetismo dentro del entorno del complejo, se sitúa en el noreste de la parcela junto a la línea de ferrocarril. Será una edificación modular distribuida en dos espacios correspondientes a la sala propia de calderas y al silo de almacén de combustible, en este caso astilla. Cubren una superficie aproximada de 1.400 m2.
Según el criterio arquitectónico elegido, la ubicación de la Central Térmica como punto de origen del District Heating responde a su integración paisajística además de cierta cercanía a los edificios de mayor consumo para minimizar las pérdidas.
El edificio proyectado para la instalación de la Central Térmica de Biomasa albergará tres calderas con sus correspondientes ciclones, filtros, chimeneas y equipos, cuadros de mandos; un silo de almacenamiento de astilla con dos sistemas independientes de suministro, con alimentación exterior por vertido desde una zona exterior a la nave habilitada para ello. Todos los equipos componentes de la central son totalmente automáticos y tendrán un sistema de telegestión y medición continua.
Será el Somacyl, la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, la que gestionará el suministro de combustible y la facturación del servicio a los clientes como promotor del proyecto.
El ahorro económico previsto superará el 40 por ciento sobre una factura de gas y gasóleo anual que asciende a 1.240.000 euros sólo en el caso de la Universidad. Este gran proyecto ofrecerá confort durante el invierno a miles de alumnos que ocupan las clases de los Campus Universitarios Miguel Delibes y Esgueva, a los jóvenes que preparan sus doctorados en s en el la Facultad de Medicina o a los investigadores del IBGM.
Las ventajas a nivel técnico evitan riesgos de fugas y escapes, molestias o ruidos en las descargas de combustibles, y olores procedentes de los cuartos de calderas.
La generación de empleo local y revitalización del medio rural es uno de los puntos básicos de las ventajas sociales. El 100 por ciento del coste de la biomasa se genera y consume en el territorio nacional, evitando déficit comercial internacional. Un megavatio de energía producida mediante biomasa produce 10 puestos de trabajo indirectos.
El consumo total previsto del conjunto de la Red es de 22.069.734 kWh anuales, de los cuales 17.187.869 kWh pertenecen al consumo de la UVA (77,87%), 515.180 kWh corresponden a edificios del Ayuntamiento de Valladolid (2,33%) y 4.366.685 kWh pertenecen a edificios de Deportes de la Junta de Castilla y León (19,80%).