Las asociaciones sectoriales AEGI y ANEER, y la FEMP anuncian su compromiso con la biomasa térmica y su participación en Expobioenergía 2013

0

Las asociaciones sectoriales AEGI y ANEER, y la FEMP anuncian su compromiso con la biomasa térmica y su participación en Expobioenergía 2013
Los representantes sectoriales de la gestión inmobiliaria, de la reforma y la rehabilitación, y de la gestión de municipios manifiestan su firme apoyo al sector de la bioenergía y su compromiso de impulsar las aplicaciones de la biomasa para usos térmicos en sus ámbitos de actuación.
El compromiso se visualizó durante la Conferencia de Prensa celebrada el pasado martes en la sede del IDAE, con motivo de la presentación oficial a los medios de comunicación de Expobioenergía 2013. Los organizadores de la muestra, AVEBIOM y Fundación Cesefor, estuvieron arropados por los representantes de los sectores que en 2013 ofrecerán “el contexto que marca la filosofía que persigue esta edición de la Feria, y también del Congreso y Sesiones Técnicas que se desarrollarán en el marco del evento”, explicó Pablo Gosálvez, responsable de proyectos de Biomasa Térmica de AVEBIOM y moderador del acto.
Tal y como avanzó Gosálvez en su introducción: “Ahorro económico y medioambiental frente a combustibles fósiles, creación de empleo, minimización de incendios, y un largo etcétera, han posicionado a la biomasa como una de las mejores opciones energéticas en nuestro balance. Sin embargo, la reciente regulación está dando dos de arena a la biomasa eléctrica y una de cal para los usos térmicos a partir de la misma fuente”. El representante de AVEBIOM incidió en los aspectos relativos a la financiación de los proyectos y explicó que “a pesar de que 2013 también fue el año en el que se ha abandonado el tradicional apoyo público estatal a las líneas autonómicas de subvenciones a instalaciones de energías renovables, desde principios de año, otros vientos han venido soplando a favor de la biomasa para usos térmicos en edificación, y ya no sólo por parte de MINETUR sino por otros ministerios como Fomento y MAGRAMA”. Temas, todos ellos, que se abordarán en profundidad en las Sesiones Técnicas BioBUILD y BioFINANCE, convocadas en el marco de Expobioenergía 2013.
El presidente de AEGI (Asociación Empresarial de gestión Inmobiliaria), Rafael Rodríguez, tomó la palabra para subrayar que “la salida de esta crisis, en un contexto de improcedencia de políticas de expansión, tales como la generación de nueva ciudad y nuevas viviendas, sólo es posible actuando sobre el patrimonio inmobiliario y la edificación existente, hacia donde debemos volcar todos nuestros esfuerzos.” En este sentido, anunció la participación de AEGI en la sesión técnica BioBUILD que se celebrará en el marco de Expobioenergía, el próximo 23 de octubre. “El objetivo de esta jornada es el de profundizar en el papel de la biomasa en el nuevo mercado de rehabilitación energética de edificios. Para ello se abordarán de forma práctica la calificación energética de diferentes casos de edificios reales, empleando los procedimientos reconocidos de calificación para edificios existentes: CE3 y CE3X. Se profundizará en los aspectos relacionados con las medidas de mejora propuestas, especialmente las relacionadas con las instalaciones de biomasa para ACS y calefacción.
Se comprobará que, al emplear como combustible la biomasa, edificios con mala calificación la verán muy mejorada si instalan una caldera nueva de biomasa para satisfacer su demanda térmica”, señaló Rodriguez. La intervención del presidente de ANEER (Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma), Fernando Prieto, se centró en las “razones que convierten a la rehabilitación energética en un objetivo estratégico en el actual escenario de dificultad”. Prieto ofreció una amplia y detallada exposición de razones para reforzar esta idea: “Más del 20% del consumo de energía en España se produce en edificios de viviendas y servicios. Además, el desplome de la edificación nueva residencial plantea un escenario en el que la rehabilitación supone una dinamización económica de los sectores de la construcción, de servicios energéticos y otros afines. Cada euro invertido genera un 85% de actividad económica adicional. La inversión para crear un nuevo empleo en rehabilitación es inferior a la requerida en el resto de actividades constructivas o industriales. Cada puesto de trabajo directo creado genera casi dos empleos indirectos. La creación de puestos de trabajo, la mejora en la economía, el retorno local de las inversiones y la menor dependencia energética del exterior son otras de las razones. Además, las ayudas y subvenciones tienen un efecto multiplicador en cuanto a que generan más trabajo, al aprovechar los promotores para realizar otras mejoras y, a la vez, evitan la economía sumergida. Por otro lado, se reducen las emisiones de CO2 (el sector residencial emite 60 Millones de toneladas/año) y la rehabilitación se puede autofinanciar con los ahorros que se consiguen.”
Por todos estos motivos, Prieto aseguró que “necesitamos disponer de soluciones aplicables de sistemas de climatización que utilicen energías renovables. Dentro de éstas, la utilización la bioenergía nos da soluciones prácticas y económicamente viables.” Precisamente en el marco concreto de la bioenergía, el presidente de ANEER afirmó que “Expobioenergía es una feria de gran interés para nosotros, por el protagonismo que va a adquirir la rehabilitación eficiente” y aseguró que “por eso hemos animado a nuestros socios a que asistan a la misma y, especialmente a la jornada técnica BioBUILD, en la que se abordará la integración de la bioenergía en la rehabilitación, dentro del nuevo marco regulatorio, así como la mejora de la certificación energética de los edificios mediante el uso de la misma.”
El último en intervenir, antes de la ronda de preguntas, fue el presidente de Comisión de Medio Ambiente de la FEMP, Rafael Louzán, en representación de muchos de los pequeños y medianos municipios que han apostado por la biomasa y que, por tanto, ya se benefician de todas sus ventajas económicas, sociales, y medioambientales. Aunque su presencia también vino a refrendar el compromiso de la FEMP en la divulgación de las bondades de la bioenergía para aquellos municipios que, aunque todavía no lo han hecho, tienen recursos autóctonos suficientes para beneficiarse de las ventajas que aporta la bioenergía a la economía local.
Louzán enumeró los ya conocidos beneficios que genera el uso de la bioenergía en los municipios, que “son muchos”, y añadió alguno más: “la bioenergía es una fuente de ingresos para el ayuntamiento, en cuanto a que la valorización energética de la biomasa municipal genera ingresos por la comercialización de la que no se consume”. Además insistió en otro factor clave como el empleo local que genera “en capítulos como la recogida, procesamiento, transporte, almacenamiento, fabricación de calderas, instalación, mantenimiento, monitorización, etc”.
La importancia de la creación de puestos de trabajo en torno a la producción, distribución, instalación de equipos y consumo de biomasa así como su incidencia en el ahorro para las arcas municipales son los temas que centraron el discurso del dirigente gallego. Louzán insistió en que “esa generación de empleo y riqueza para el municipio se multiplica si se promocionan, a través de contratos público-privados, sistemas de valorización de recursos del propio municipio, para el procesado y autoconsumo en instalaciones del ámbito municipal, alimentando a redes de calor de distrito, es decir, provocando que varios edificios públicos y privados se conecten a redes de agua caliente generada por una instalación central con capacidad de utilizar la biomasa autóctona. Esto, además de notable generación de riqueza, supone notable ahorro económico en el coste energético de los edificios públicos”. En este sentido el representante de la FEMP ensalzó el papel de Expobioenergía y de las Jornadas BIOMUN, BIOenergía para MUNicipios “por su contribución al desarrollo del sector en el ámbito local, dando a conocer las últimas novedades y soluciones tecnológicas en el campo de la bioenergía, a través de una importante labor de información, formación y comercialización”.
El presidente de Expobioenergía, Javier Díaz, fue el encargado de abrir el acto, y tras realizar un breve recorrido en cifras por los datos de participación de Expobioenergía 2013, criticó las ayudas a los combustibles fósiles y mostró su enfado ante los mensajes que desde sectores interesados se trasladan a la sociedad sobre este tema: “según la Agencia Internacional de la Energía, en 2012 las energías fósiles recibieron cerca de 400.000 millones de dólares en ayudas y las energías renovables menos de 50.000 millones,…¿qué falacia es esa de decir que las energías renovables están muy subvencionadas? ¡Ya está bien!”
Javier Díaz, no perdió la oportunidad de recordar que “la biomasa es un pilar indispensable para rebajar la dependencia energética de España y, por lo tanto, la salida de divisas hacia otros países”, y concluyó “no podemos seguir con la sangría que supone pagar más de 50.000 millones de euros cada año en combustibles fósiles”.