Las energías eólica y solar podrían impulsar negocios en toda Europa

El sector privado representa alrededor de la mitad del consumo eléctrico en Europa. Suministrar energía renovable a los consumidores corporativos podría generar reducciones masivas de emisiones de CO2, ahorrar dinero a las empresas y facilitar que las personas inviertan en energía renovable.

Grandes consumidores de energía, como productores de productos químicos y aluminio, TICs y empresas del sector de alimentación y bebidas, se reunieron en Bruselas el pasado 11 de octubre, con productores de energía renovable para estudiar cómo desbloquear este potencial. El evento RE-Source 2017 reunió a líderes de la industria como Google, Mars, IKEA y Alcoa con actores del sector energético: EDF Energies Nouvelles, ENEL Green Power, Envision y Vestas y con responsables políticos.

FuturENERGY
El volumen de ‘Acuerdos Corporativos de Compra de Energía Renovable’ (PPAs, por sus siglas en inglés), que permiten a las compañías comprar energía renovable directamente de un generador de energía, casi se triplicó en Europa en 2016, con más de 1 GW de potencia contratada. A nivel mundial, más de 100 grandes compañías se han comprometido a elegir electricidad 100% renovable a través de la iniciativa RE100, en conjunto representan 150 TWh de consumo anual.

Sin embargo, en Europa, solo un número limitado de grandes empresas contratan suministro de energía renovable y lo hacen en solo un puñado de países europeos, principalmente Escandinavia y Reino Unido.

Cumplir los objetivos del Paquete de Energía Limpia de la UE será la clave para desbloquear el enorme potencial de crecimiento de los PPAs. Las empresas que desean energía libre de carbono deben poder rastrear el suministro y demostrar que es renovable. También deben valorar los criterios de adicionalidad si han estado invirtiendo explícitamente en nuevas capacidades de energías renovables, contribuyendo así a la consecución de los objetivos generales de la UE. Para hacer esto, necesitan Garantías de Origen (GO) funcionales que estén efectivamente vinculadas con los productores de energías renovables y un sistema que valore las inversiones en potencia renovable adicional. La propuesta de la Comisión Europea para una Directiva de Energías Renovables es insuficiente a este respecto, y esto debe ser abordado por el Parlamento Europeo y el Consejo en la próxima fase de negociaciones.

Además, en muchos países, incluida Alemania, no está claro si la ley realmente permite los PPAs. La nueva Directiva de Renovables requeriría que los gobiernos eliminen las barreras legales a los PPAs. Un marco legal mejor ayudaría a que los PPAs se extiendan a otros mercados, mientras que los contratos más flexibles, que atiendan las necesidades de las pymes, permitirían que los PPAs prosperen más allá de las grandes empresas.

Giles Dickson, CEO de WindEurope, dijo en la sesión de bienvenida: “Los productores de energía eólica pueden suministrar energía barata hoy gracias a las importantes reducciones de costes tecnológicos y operativos en los últimos años. Los PPAs renovables ayudan a las compañías a obtener energía asequible y a precios fijos, lo que reduce su exposición a los costes volátiles de los combustibles fósiles. Pero aún hay barreras para los PPAs. El Paquete de Energía Limpia es una oportunidad para eliminarlos y asegurar que los PPAs realmente puedan florecer.

El Dr. James Watson, CEO de SolarPower Europe, dijo: “Las empresas están buscando cada vez más comprar energía solar como una fuente de energía rentable y competitiva en toda Europa. Debemos actuar ahora para alentar a las empresas y a las empresas solares a trabajar juntas, para acelerar la transición energética europea y facilitar el crecimiento de la energía solar europea.”