Las renovables liderarán el crecimiento del mercado energético mundial en 2020

La energía renovable representará la fuente de electricidad que más crecerá en los próximos cinco años, impulsada por la caída de costes y la agresiva expansión de las economías emergentes, ha señalado la AIE en un informe anual de mercado. Señalando a la gran promesa de las renovables para mitigar el cambio climático de forma asequible y para mejorar la seguridad energética, el informe aconseja a los gobiernos reducir las incertidumbres políticas que actúan como frenos para el despliegue aún mayor.

Las energías renovables están a punto de hacerse con el crucial primer puesto en el crecimiento del suministro energético mundial, pero apenas hay tiempo para la complacencia“, dijo Fatih Birol, Director ejecutivo de la AIE, en la presentación del Informe de 2015 del Mercado de la Energía Renovable a Medio Plazo, en la reunión de Ministros de Energía del G20. “Los gobiernos deben eliminar los signos de interrogación sobre las energías renovables, para que estas tecnologías alcancen su pleno potencia, y poner a nuestro sistema energético en un camino más seguro y sostenible.

Las aportaciones de electricidad renovable en los próximos cinco años superarán los 700 GW – más del doble de la potencia instalada actualmente en Japón. Esto representa casi dos tercios de las aportaciones netas a la potencia instalada mundial – es decir, la cantidad de potencia nueva que se añade, menos las bajas programadas de centrales existentes. Las fuentes no hidroeléctricas, como la eólica y la solar fotovoltaica, representarán casi la mitad del aumento total de la potencia mundial instalada.

El informe considera que la cuota de las energías renovables en la generación de energía mundial llegará a más del 26% en 2020, partiendo del 22% en 2013 – un cambio notable en un periodo de tiempo muy limitado. En 2020, la generación mundial de electricidad procedente de energías renovables superará a la demanda de electricidad actual de China, India y Brasil.

El informe dice que la geografía de despliegue se desplazará cada vez más hacia las economías emergentes y los países en desarrollo, que constituyen dos tercios de la expansión de la electricidad renovable para 2020. China, por si sola, representará casi el 40% del crecimiento total de la capacidad de energía renovable y requiere casi un tercio de las nuevas inversiones para 2020.

La disminución de los costes impulsa el crecimiento

Los costes de generación renovable han disminuido en muchas partes del mundo debido al progreso de la tecnología sostenible, la mejora de las condiciones de financiación y la ampliación de su despliegue en nuevos mercados con mejores recursos. En áreas tan diversas como Brasil, India, Oriente Medio, África del Sur y Estados Unidos se están anunciando precios para contratos de generación a largo plazo a niveles reducidos Por tanto, algunos países y regiones tienen ahora la posibilidad de saltar a un desarrollo paradigmático basado principalmente en una energía renovable cada vez más asequible. Esto es especialmente cierto en el África subsahariana.

Aún así, el informe destaca los riesgos. La financiación sigue siendo clave para lograr una inversión sostenida. Las barreras regulatorias, las limitaciones de la red, y las condiciones macroeconómicas plantean desafíos en muchas economías emergentes. En los países industrializados, el rápido despliegue de las energías renovables requiere escalar hasta las plantas de energías fósiles, poniendo bajo presión a las empresas deservicios públicos. Los titubeos en los compromisos políticos hacia la descarbonización y la diversificación en respuesta a tales efectos, puede minar la confianza de los inversores y los cambios retroactivos pueden destruirla. En consecuencia, el crecimiento global, en el caso principal evaluado en el informe,no es tan rápido como podría ser – y las instalaciones anuales disminuyen, cayendo por debajo de lo que se necesita para poner a las energías renovables en camino de cumplir los objetivos del cambio climático a largo plazo.

El informe incluye un caso acelerado que evalúa los impactos de los marcos políticos mejorados en países clave, encontrando que esto podría impulsar el crecimiento acumulado de la energía renovable en todo el mundo en un 25% por encima del caso principal, aumentando las instalaciones anuales. Una imagen más positiva de las energías renovables puede tener ramificaciones positivas para las negociaciones mundiales sobre el cambio climático. Al mismo tiempo, un apoyo claro a las negociaciones sobre el clima en el COP21 de París en diciembre podría crear un círculo virtuoso para el despliegue renovable mediante el aumento de la visión política a largo plazo y la previsibilidad.

Pero el caso acelerado requiere una acción política más coherente y comprometida. “Sin duda, el sistema y la integración en red serán cruciales para permitir altos niveles de eólica y solar fotovoltaica. La AIE se mantiene a la vanguardia a la hora de abordar estas cuestiones, incluidos los posibles impactos en la seguridad de la electricidad“, concluyó el Dr. Birol. “Pero mientras que la variabilidad de las energías renovables es un reto al que los sistemas de energía pueden aprender a adaptarse, la variabilidad de las políticas supone un riesgo mucho mayor.

El Informe de 2015 del Mercado de la Energía Renovable a Medio Plazo forma parte de una serie de informes anuales de la AIE dedicados a cada una de las principales fuentes de energía primaria: petróleo, gas, carbón, energía renovable y, desde 2013, a la eficiencia energética. El informe está a la venta por en la Librería de la AIE.