Las renovables pueden proporcionar el 23% de la energía de Filipinas para 2025, según IRENA

0

Descubrir el potencial de las energías renovables de Filipinas puede ayudar a satisfacer su creciente demanda de energía, perseguir el desarrollo con bajas emisiones de carbono y hacer frente al cambio climático, según el nuevo informe de IRENA, Readiness Assessment: Philippines, que identifica las acciones clave para acelerar el despliegue de las energías renovables.

Al igual que muchos países de su región, Filipinas se enfrenta a una población creciente y una creciente demanda energética para impulsar el crecimiento económico. El archipiélago también está expuesto frecuentemente a tormentas tropicales y desastres naturales, que afectan su estructura energética. Al mismo tiempo, las más de siete islas poseen un gran potencial de energía renovable que incluye recursos solares, eólicos, hidroeléctricos, bioenergéticos y geotérmicos. Las energías renovables pueden desempeñar un papel clave para ayudar al país a lograr una mayor seguridad energética y abordar estos desafíos.

FuturENERGY
 

Filipinas ha estado explorando una variedad de opciones para construir un futuro energético independiente, suministrado por fuentes de energía sostenibles, estables, seguras, suficientes, accesibles y a precios razonables. En la búsqueda de este objetivo final, Filipinas ha intensificado sus esfuerzos para promover el despliegue de las energías renovables autóctonas en los últimos años. En 2011, Filipinas fijó un ambicioso objetivo de 15,3 GW de energía renovable para 2030 – casi triplicar los 5.438 MW de 2010. Además, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, de la que Filipinas es miembro, estableció un objetivo regional de energía renovable del 23% para 2025.

Readiness Assessment: Philippines, examina el sector de la energía de manera integral y presenta una serie de opciones y medidas concretas para acelerar el despliegue de las energías renovables y fortalecer la política de energía renovable y el marco normativo e institucional del país. Estas recomendaciones incluyen:

• Sensibilizar al público sobre las soluciones de energía renovable para garantizar un compromiso político sostenido.
• Evaluar la infraestructura de red del país para permitir el desarrollo de una planificación y capacitación proactiva de la energía.
• Examinar la capacidad institucional en el sector de las energías renovables de Filipinas, a fin de identificar las deficiencias en materia de capacidades y recursos y facilitar programas más eficaces de creación de capacidad.
• Estudiar el potencial de electrificación renovable a través de pequeñas empresas y muy pequeñas empresas, y desarrollar políticas y marcos regulatorios para atraer la inversión y la participación del sector privado.