Los costes promedio para la energía solar y eólica podrían caer un 59% en 2025

El coste medio de la electricidad generada mediante las tecnologías solar y eólica podría disminuir entre un 26% y un 59% en 2025, según un informe publicado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA). En el informe, The Power to Change: Solar and Wind Cost Reduction Potential to 2025, señala que con marcos normativos y políticas adecuadas, las tecnologías solar y eólica pueden continuar reduciendo costes para el año 2025 y en adelante.

Se estima que para el año 2025, los costes medios de la electricidad podrían disminuir un 59% para la energía solar fotovoltaica, el 35% para la energía eólica marina, y el 26% para la energía eólica terrestre en comparación con 2015. Los precios de la electricidad para la energía de concentración solar también podrían disminuir hasta un 43%, dependiendo de la tecnología utilizada. En 2025, el coste promedio global de electricidad a partir de energía solar fotovoltaica y la eólica terrestre será más o menos 5 a 6 cent$/kWh.

FuturENERGY
Ya hemos visto una disminución drástica de costes en energía solar y eólica en los últimos años y este informe muestra que los precios seguirán bajando, gracias a diferentes impulsores tecnológicos y de mercado“, apunta el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin. “Dado que la energía solar y eólica ya son la fuente más barata de la nueva capacidad de generación en muchos mercados de todo el mundo, esta nueva reducción de costos ampliará esa tendencia y fortalecerá el caso empresarial convincente para cambiar los combustibles fósiles por las energías renovables“.

Desde 2009, los precios de los módulos fotovoltaicos solares y los aerogeneradores han caído cerca de un 80% y entre el 30% y 40%, respectivamente. Con cada duplicación de la capacidad instalada acumulada, los precios de los módulos solares fotovoltaicos caen un 20% y el coste eléctrico procedente de parques eólicos cae un 12%, debido a las economías de escala y mejoras tecnológicas.

Es importante destacar, para los responsables políticos, que la reducción de costes en 2025 dependerá cada vez más en el equilibrio de los costes del sistema (por ejemplo, inversores, sistemas de montaje, obras civiles, etc.), las innovaciones tecnológicas, los costes de mantenimiento y operación y la gestión de proyectos de calidad. Por tanto, el enfoque en muchos países se debe cambiar para la adopción de políticas que pueden reducir los costes en estas áreas.

Históricamente, el coste ha sido citado como una de las principales barreras para el cambio de las fuentes energéticas de origen fósil hacia fuentes de energía renovables, pero la historia ha cambiado“, dijo Amin. “Para seguir impulsando la transición energética, se debe cambiar ahora el enfoque político para apoyar las áreas que darán lugar a aún mayores disminuciones de costos y así maximizar la tremenda oportunidad económica que tenemos.”