Los edificios europeos albergan una gran oportunidad de ahorro energético

Los edificios donde dormimos, comemos, compramos, aprendemos y trabajamos albergan una gran oportunidad: 67.000 M€ de ahorro energético en la factura anual de los ciudadanos europeos en 2030, y una reducción de emisiones de CO2 de 156Mt. Estos innovadores resultados están recogidos en un estudio realizado por la consultora energética Ecofys. El informe, iniciado por Danfoss, presenta pruebas del potencial ahorro energético que se puede obtener mediante una mejor gestión de la energía en los edificios europeos. Un potencial que ha sido insuficientemente explotado hasta la fecha.

Pasamos la gran mayoría de nuestro tiempo dentro de los edificios. Por eso, no es una sorpresa que los edificios utilicen una gran cantidad de energía. Sin embargo, el 75% del parque de viviendas es energéticamente ineficiente. La gran mayoría de esta energía se utiliza para mantener la temperatura correcta y la calidad del aire en calefacción, refrigeración y sistemas de ventilación.

FuturENERGY
 

Cuando estos sistemas no están trabajando de forma optimizada, la energía se malgasta, cuesta dinero y atenta contra la salud y el medio ambiente. Sin embargo, disponemos de tecnologías capaces de prevenir esto. Los nuevos avances nos pueden ayudar a reducir el gasto energético, reducir costes y hacer que nuestros edificios sean más habitables.

Este informe nos presenta un escenario donde los edificios han sido renovados antes de 2030. El consumo de energía de estos edificios puede ser reducido en un 30% mediante mejoras en calefacción, refrigeración, ventilación, iluminación y sistemas de agua caliente.

Disponemos de todas las tecnologías al alcance de nuestra mano para hacer nuestros edificios inteligentes. En base a las conclusiones del nuevo estudio realizado por Ecofys, se demuestra que optimizando el control de energía dentro de los edificios y desarrollando nuevas tecnologías, como la digitalización, podemos alcanzar el 15% del objetivo de eficiencia energética de la UE para 2030. El apoyo gubernamental es necesario para eliminar las barreras y aumentar la velocidad y la escala de las inversiones. Este informe establecerá los valores para una correcta innovación, mejora de trabajos y crecimiento sostenible,” afirma Andre Borouchaki, Senior Vice President y CTO de Danfoss.

De acuerdo con los cálculos basados en el informe del World Resources Institute, acelerar la eficiencia de los edificios, desde 2016 hasta el objetivo del 15% en 2030, creará 300.000 nuevos empleos.

La única manera de mejorar de forma importante la eficiencia energética es centrándose en los edificios ya existentes ya que nueve de cada diez edificios dentro de la UE estarán ocupados en 2050. La renovación de las viviendas es más económica de lo que cree la mayoría de la población. El coste de la inversión de las mejoras básicas de control de energía dentro de los edificios es bajo y el retorno de la inversión es de dos años. Los costes energéticos que se pueden ahorrar anualmente, mayormente al no tener que importar gas de terceros países, pueden ser invertidos en Europa, proporcionando un confort adicional y bienestar a los ciudadanos de la Unión Europea.

La optimización del uso de la energía en los edificios existentes en Europa debe empezar ya,” asegura el Dr. Andreas Hermelink, Director Asociado de Ecofys. “Estamos hablando de medidas útiles que pueden proporcionar rápidamente una gran reducción del gasto energético, así como una disminución de la factura energética y de las emisiones de CO2. La revisión de la Directiva sobre Eficiencia Energética en Edificios debe dar un fuerte empuje para liberar el potencial ahorro de los edificios.