Los grandes consumidores de energía hambrientos de energía verde

Google, Norsk Hydro y Facebook están liderando la tendencia creciente de las principales compañías que buscan un suministro de energía seguro, fiable y competitivo mediante energía renovable y reducir los riesgos asociados con el suministro de energía basado en combustibles fósiles. 100 empresas de primer nivel, incluidos los principales actores industriales, ya están comprometidas a adquirir energía renovable a corto plazo a través de contratos de compra de energía.

La industria química también ha surgido como un actor en los acuerdos de compra de energía renovable. A principios de este año, AkzoNobel encabezó un consorcio para adquirir energía del parque eólico de Bouwdokken en Holanda, como parte de un compromiso de ser neutra en carbono en 2050.

FuturENERGY
 

Actualmente, los acuerdos de compra de energía se concentran en Noruega, Suecia, Holanda, Reino Unido e Irlanda. La ampliación de este potencial requerirá aclarar el marco jurídico de los acuerdos de compra de energía y facultar a los generadores de energía renovable para que utilicen las Garantías de Origen. Esto debería abordarse de forma directa en el marco de la Directiva sobre Energía Renovable posterior a 2020.

WindEurope y SolarPower Europe liderarán este esfuerzo, en colaboración con RE100 y con el apoyo del CEFIC, como anfitriones del primero de una serie de eventos anuales sobre acuerdos de compra de energía renovable, RE-Source 2017 el 11 de octubre de 2017 en Bruselas. Engie, EDF Energies Nouvelles, ENEL Green Power, Envision y Vestas se reunirán con responsables políticos para asegurar que Europa pueda aprovechar plenamente los beneficios de un suministro de energía renovable competitivo y fiable para impulsar su economía.

Marco Mensink, Director General del CEFIC, declara: “Los acuerdos de compra de energía corporativos son beneficiosas para ambas partes: al tiempo que permiten contratos a largo plazo, proporcionan seguridad financiera a las empresas de servicios públicos y promotores y permiten a la industria química contribuir a los objetivos de sostenibilidad. Los acuerdos de compra de energía corporativos muestran que las energías renovables están madurando en soluciones basadas en el mercado.

El CEO de WindEurope, Giles Dickson, añade: “Los productores de energía eólica pueden suministrar energía barata hoy en día gracias a una reducción significativa de los costes tecnológicos y operativos en los últimos años. Pero necesitan ingresos estables para sostener sus inversiones. Los acuerdos de compra de energía corporativos jugarán un rol cada vez mayor en el suministro de energía a las empresas a precios por debajo del precio de venta al público industrial, a la vez que asegurarán un ingreso estable para los generadores de energía eólica. La nueva Directiva de Energías Renovables debería ayudar a desbloquear este potencial.

El Dr. James Watson, Director Ejecutivo de SolarPower Europe, explica: “La potencia renovable cubierta por acuerdos de compra de energía se triplicó en 2016 en comparación con 2015, lo que confirma el apetito creciente de las empresas por obtener energía verde. El año pasado 1,5 GW de potencia renovable suministraron electricidad a empresas en Europa bajo acuerdos de compra de energía – frente a 74 MW de hace apenas 4 años.