Los ministros de la UpM acuerdan nuevas dinámicas para establecer un marco energético regional reforzado

En la reunión celebrada hoy en Roma —organizada por los ministros italianos Paolo Gentiloni, de Asuntos Exteriores, y Carlo Calenda, de Desarrollo Económico—, los ministros responsables de asuntos energéticos de los 43 Estados miembros de la Unión por el Mediterráneo (UpM) han acordado intensificar la cooperación energética regional para ofrecer un suministro de energía seguro, asequible y sostenible; un factor fundamental para la estabilidad y la prosperidad conjunta de la región mediterránea.

En la reunión —copresidida por el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, y el ministro jordano de Energía y Recursos Minerales, Ibrahim Saif— los ministros han acordado que el diálogo sobre políticas y las iniciativas concretas que deben emprenderse se llevarán a cabo mediante las tres plataformas energéticas de la UpM que cubren las áreas políticas prioritarias: la plataforma de mercado regional de la electricidad de la UpM (plataforma MRE de la UpM), la plataforma de energías renovables y eficiencia energética de la UpM (plataforma EREE de la UpM) y la plataforma de gas de la UpM.

FuturENERGY
 

Las plataformas energéticas de la UpM son estructuras eficaces y flexibles que, bajo la coordinación de la Copresidencia de la UpM, organizan y apoyan el diálogo sistemático entre los Estados miembros, instituciones financieras, organizaciones regionales, empresas industriales y expertos.

De acuerdo con el comisario Arias Cañete, “la cooperación en el sector energético ocupa un lugar destacado para el Partenariado Euromediterráneo. Ofrecer un suministro energético competitivo, sostenible y seguro es una prioridad que Europa comparte con sus socios del norte de África y Oriente Medio, y es fundamental para afianzar la estabilidad y la prosperidad de la región. Para lograr estos objetivos, se requieren inversiones en energía a gran escala en todo el Mediterráneo. La principal fuente de financiación deberá proceder de inversores privados. Por consiguiente, necesitamos marcos normativos sólidos para atraer este capital privado que tanto necesitamos”.

El ministro Saif ha declarado que “la seguridad energética es una de las principales preocupaciones y desafíos comunes que asolan nuestra región Mediterránea, agregando más restricciones al desarrollo económico y social. Los ministros y actores de la reunión de hoy dan testimonio de que sólo mediante la cooperación estratégica se puede lograr la seguridad energética. La cooperación técnica en el marco de estas tres plataformas permitirá identificar las líneas estratégicas generales. No obstante los obstáculos que persisten deben ser estratégicamente abordados. Las reformas regulatorias pueden aportar parte de la solución, pero hace falta abordar también el declive de las inversiones directas extranjeras y la falta de esquemas de financiación nacionales para proyectos de infraestructuras, que es el otro lado de la moneda”.

Según el Secretario General de la UpM, Fathallah Sijilmassi, “la reunión de hoy pone de manifiesto la voluntad común de los 43 Estados miembros para trabajar de forma conjunta en las áreas de energía y acción por el clima. Las tres plataformas deben establecer el marco regional para el desarrollo de energías renovables y eficiencia energética, y para una integración más coherente y clara de los mercados de electricidad y gas en el Mediterráneo. Estas iniciativas ilustran los esfuerzos de la UpM por conseguir una cooperación regional más profunda y una integración económica basados en una metodología específica que traduce nuestro mandato político en proyectos concretos a través del diálogo regional entre múltiples actores”.

La plataforma de gas de la UpM pretende asentar un diálogo regional estructurado que permita el desarrollo gradual de un mercado de gas euromediterráneo para fomentar la seguridad, la transparencia y la previsión tanto de la demanda como del suministro, de modo que permita equilibrar, de forma justa y correcta, el interés de los países productores y consumidores y que proporcione una base para el desarrollo seguro a largo plazo de los abundantes recursos de la región.

La plataforma de mercado regional de la electricidad de la UpM tiene como objetivo la integración progresiva de los sistemas de energía y los mercados energéticos en la región en la que opera la UpM. Concretamente, pretende impulsar los intercambios de electricidad y las interconexiones para lograr un suministro eléctrico sostenible, asequible y seguro en beneficio de los ciudadanos y de las economías de la región euromediterránea.

La plataforma de energías renovables y eficiencia energética de la UpM tiene como finalidad impulsar la implantación progresiva de energías renovables y medidas de eficiencia energética para fomentar el desarrollo socioeconómico, contribuir a garantizar que todos los ciudadanos y negocios de la región tengan acceso a servicios energéticos modernos seguros, asequibles y fiables, y apoyar la mitigación del cambio climático y la adaptación a este en la región euromediterránea.

El acuerdo de los ministros, ya en vigor, establece las plataformas energéticas de la UpM como marco para un diálogo político estructurado con vistas a identificar colaboraciones concretas y realizar el seguimiento de su implementación. En su calidad de plataformas energéticas, éstas desempeñarán un papel crucial en el avance de la cooperación energética en toda la región del Mediterráneo.