Los nuevos datos sobre inversión en energías limpias, muestran un descenso en el 1T de 2018

La inversión en energía limpia en el primer trimestre de 2018 fue de 61.100 M$, un 10% menor que el año anterior, sin embargo hubo puntos fuertes. Los países en desarrollo destacaron en inversión de energía limpia en los primeros tres meses de 2018, con China una vez más representando más del 40% del total mundial, y proyectos llamativos que cerraron la financiación en Marruecos, Vietnam, Indonesia y México.

Las últimas cifras trimestrales de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) muestran una inversión global de energía limpia de 61.100 M$ en el primer trimestre de 2018, un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior.

En el trimestre finalizado en marzo, la inversión solar cayó un 19% hasta 37.400 M$, afectada tanto por una actividad más débil en algunos mercados, como por los precios unitarios más bajos para los sistemas fotovoltaicos. BNEF estima que los costes de capital de referencia a nivel mundial en dólares por MW para la energía solar fotovoltaica a gran escala han caído un 7% en el último año.

BNEF espera que el mundo instale aún más energía solar este año que el récord del año pasado de 98 GW. Dos de los principales impulsores son el boom en curso en China tanto para los sistemas fotovoltaicos locales a pequeña escala como a gran escala, y la financiación de parques solares muy grandes en otros países en desarrollo, a medida que la competitividad de los costes continúa mejorando.

El mayor proyecto solar que alcanzó el cierre financiero en los primeros meses de 2018 fue el complejo Noor Midelt de 800 MW en Marruecos, compuesto por una combinación de paneles fotovoltaicos y sistemas solares térmicos con almacenamiento. Los bancos de desarrollo, incluidos KfW de Alemania y el Banco Europeo de Inversiones, acordaron financiar el complejo, que probablemente costará alrededor de 2.400 M$.

Las instalaciones fotovoltaicas convencionales más grandes financiadas en el primer trimestre fueron la cartera de NLC Tangedco de 709 MW en India, con un coste estimado de 660 M$, y el proyecto de 404 MW de Acciona y Tuto Puerto Libertad en México, de 493 M$.

La inversión eólica mostró un aumento del 10% en el primer trimestre llegando a 18.9800 M$, mientras que la biomasa y la valorización energética de residuos disminuyeron un 29% hasta 679 M$, la geotérmica aumentó un 39% hasta 1.000 M$ y los pequeños proyectos hidroeléctricos de menos de 50 MW atrajeron 538 M$, con un descenso del 32%. Las compañías que se especializan en tecnologías energéticas inteligentes, como los contadores inteligentes, el almacenamiento de energía y los vehículos eléctricos, atrajeron 2.000 M$, un 8% menos. Los biocombustibles tuvieron una recuperación, con una inversión de hasta un 519% superior respecto al año anterior, con 748 M$, gracias a la financiación de dos plantas de etanol en EE.UU.

En cuanto a la división geográfica, China volvió a dominar, invirtiendo 26.000 M$ en energía limpia en el primer trimestre, aunque esto fue un 27% inferior al agitado primer trimestre del año pasado. EE.UU. registró una inversión de 10.700 M$, lo que representa un aumento del 16%, mientras que Europa sufrió un descenso del 17%, con 6.000 M$, lo que refleja la ausencia de contratos de eólica marina en Alemania o Reino Unido. India vio aumentar la inversión un 9% respecto al año anterior, con 3.600 M$, mientras que los desembolsos en Japón cayeron un 54% hasta 1.400 M$.

Los hitos por países incluyen a Vietnam, donde la financiación de proyectos eólicos ayudó a que su inversión en el primer trimestre llegase a 1.100 M$, un récord trimestral, y México, donde la actividad continua en solar y eólica elevó su total a 1.300 M$, un 3% más respecto al año anterior. El cierre financiero de un proyecto geotérmico de 91 MW en Indonesia ayudó a que ese país alcanzara los  757 M$ en el primer trimestre de 2018.

Las cifras globales del primer trimestre son las más bajas que las de cualquier trimestre desde el tercer trimestre de 2016, pero, según BNEF, es demasiado pronto para predecir una caída en la inversión anual este año. Por ejemplo, BNEF espera ver la financiación de una serie de proyectos eólicos marinos con un coste elevado en aguas del Reino Unido, Bélgica, Holanda y Dinamarca durante los próximos meses.

Dividiendo la inversión por tipo, el primer trimestre vio una caída del 16% en la financiación de activos de proyectos de energía renovable a escala mundial hasta 44.300 M$, pero hubo un aumento del 16%, 14.300 M$, en la financiación de pequeños sistemas solares de menos de1 MW.

La inversión de los mercados públicos en compañías especialistas en energía limpia se desplomó un 75%, hasta 509 M$, la más baja en cualquier trimestre durante dos años. El capital de riesgo y la inversión de capital privado fueron mucho más impresionantes, ascendiendo un 65% hasta 2.400 M$, su nivel más alto desde el tercer trimestre de 2016.

Las operaciones de capital de riesgo y la inversión de capital privado en el último trimestre fueron lideradas por rondas de 475 M$ y 348 M$  para las compañías de automoción chinas Beijing CHJ Information Technology y Guangzhou Xiaopeng Motors, y una ronda de capital de expansión de capital privado de 224 M$ para Enerkem, el promotor canadiense de tecnología de biocombustibles.