Los principales compradores corporativos y proveedores de energía limpia se unen para desbloquear enormes oportunidades de abastecimiento de energía renovable sin explotar en Europa

Google, Microsoft, IKEA Group, BT, Danone, Amazon, Enel Green Power, Engie, RES, Iberdrola y Facebook, Inc. se han convertido en miembros del Grupo Directivo de la Plataforma RE-Source, que reúne recursos y coordina actividades para promover un mejor marco para la energía renovable corporativa. Las empresas se anunciaron hoy en el lanzamiento oficial de la Plataforma durante la Semana Europea de la Energía Sostenible. Estos importantes usuarios corporativos y empresas suministradoras de energía destacaron la creciente demanda de energía limpia y la necesidad de marcos políticos claros y habilitantes.

La plataforma RE-Source tiene como objetivo crear conciencia y acelerar las inversiones en energías renovables y los acuerdos de compra de energía renovable (PPAs) corporativos en Europa. En los últimos años se han firmado varios acuerdos en Europa, que proporcionan a los principales compradores corporativos una potencia fiable y a precio competitivo, pero la posibilidad de más es enorme. En 2017, se firmaron más de 1 GW de acuerdos PPA en Europa y, por lo tanto, el fenómeno está creciendo.

El reciente crecimiento de la compra corporativa en mercados europeos, como Suecia, Holanda y Noruega posiciona a estos países a favor de los PPAs. En el resto de Europa existen ciertas barreras regulatorias que dificultan que los compradores corporativos adquieran electricidad renovable a través de PPAs. El paquete de energía limpia, actualmente en las etapas finales de negociación, es una oportunidad única para proporcionar un marco propicio para la compra corporativo y desbloquear esta gran oportunidad sin explotar para invertir en energía renovable. También destaca la importancia de la rastreabilidad a través de un mercado de ‘Garantías de origen’ en pleno funcionamiento para ayudar a respaldar los PPAs y las inversiones corporativas. Según el último estudio de IRENA, conseguir el marco de políticas adecuado para la compra corporativa será clave para ayudar a impulsar la transición energética.