Madrid apuesta por la movilidad eléctrica compartida

La ciudad de Madrid ha realizado una decidida apuesta por la movilidad eléctrica compartida como elemento fundamental para reducir el parque circulante de las ciudades y, por tanto, disminuir las emisiones derivadas del tráfico rodado, conseguir una movilidad sostenible y una mejora de la calidad del aire. De ahí que el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático del Ayuntamiento de Madrid recoja entre sus medias el impulso a las iniciativas de movilidad compartida.

Entre dichas iniciativas se encuentra Muving, la empresa de motorsharing que presentó el pasado, viernes 20 de octubre, la segunda fase de su implantación en la ciudad, en un acto al que ha asistido la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

FuturENERGY
Muving comenzó su implantación en la capital el pasado mes de mayo con 135 motocicletas eléctricas y espera llegar a las 1.000 antes de que finalice en año. Es una de las cinco empresas privadas de vehículos eléctricos compartidos que operan en la ciudad de Madrid, junto a E-cooltra y Ioscoot, también de motocicletas, y las empresas de coches Car2go y Emov. También opera el sistema público de alquiler de bicicletas eléctricas BiciMad.

“Madrid ya se ha convertido en un verdadero laboratorio urbano de la movilidad compartida cero emisiones y sigue sumando iniciativas en este empeño”, ha señalado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad. La capital ha vuelto a ser la ciudad elegida por una compañía, en este caso de motosharing 100% eléctrico de Muving, para lanzar su servicio de movilidad compartida de alquiler de motos eléctricas por minutos, en la que el usuario podrá coger y dejar la moto en cualquier punto de la ciudad que se encuentre dentro de la zona de servicio.