Más de 1.200 nuevas plantas de biomasa se construirán en los próximos 10 años

0

La generación de electricidad a partir de biomasa sólida sigue aumentando en todo el mundo. A finales de 2013, alrededor de 2.800 centrales eléctricas en operación en todo el mundo quemaban biomasa o grandes proporciones de este combustible. Estas plantas tenían una capacidad de generación de electricidad de alrededor de 42 GW. Adicionalmente, alrededor de 350 plantas de combustibles fósiles funcionaban con co-combustión de biomasa. En 10 años, habrá aproximadamente 4.100 plantas en funcionamiento con una capacidad de alrededor de 67 GW. Sólo en 2014, se construirán aproximadamente 170 nuevas centrales con una capacidad agregada de generación de electricidad de alrededor de 3,6 GW.

Las subvenciones para las energías renovables seguirán siendo el factor más importante del mercado para el desarrollo de la generación de electricidad a partir de biomasa. Hasta principios de 2014, alrededor de 140 países habían introducido políticas para algún tipo de subvención, la mayoría de ellos tenían, al mismo tiempo, esquemas de apoyo a la generación de electricidad a partir de biomasa sólida. Unos 40 países en todo el mundo tienen tarifas de inyección a red para la electricidad a partir de biomasa (por ejemplo Vietnam ha introducido este tipo de ayudas recientemente. Pero también existen otros tipos de esquemas de apoyo, Colombia ha reducido los impuestos sobre el volumen de negocios aplicado a la electricidad producida con biomasa y México ha facilitado el acceso a la red para este tipo de electricidad.

FuturENERGY
Europa seguirá siendo el mayor mercado para la generación de electricidad a partir de biomasa sólida en los 10 próximos años. A finales de 2013, Europa contaba con alrededor de 1.200 plantas de biomasa en funcionamiento. Este número aumentará a aproximadamente 1.750 a finales de 2023. El mercado europeo, sin embargo, está muy fragmentado y las condiciones previas para las inversiones difieren significativamente en los distintos países. Mientras en Gran Bretaña y Francia se están construyendo más plantas que nunca, España, Letonia y la República Checa han reducido o incluso detenido sus sistemas de subvención. Alemania, por su parte, todavía concede subvenciones importantes, comparando a nivel internacional. El sistema, sin embargo, ha perdido la mayoría de sus efectos de incentivación, porque los emplazamientos más favorables ya están explotados.

A nivel global, China, India, Brasil y los EE.UU. son los mercados más importantes en la actualidad. Asia y América del Sur tienen actualmente los mercados más dinámicos para las plantas de biomasa. Estas regiones todavía no han desarrollado emplazamientos favorables, como los que proporcionan industrias como el azúcar, el arroz y la madera. Pequeñas subvenciones son suficientes para aumentar significativamente el número de proyectos en países como Indonesia o Filipinas.

El mercado de la generación de electricidad a partir de biomasa se organiza en muchos casos regionalmente. Las industrias que tienen una fuerte afinidad para la biomasa (como las industrias papelera y azucarera) siguen siendo los clientes más importantes, seguidas por la industria energética.

Muchos fabricantes de plantas también tienen un enfoque regional y sólo hay unos pocos actores globales. Las debilidades y fortalezas de los tecnólogos de una región a menudo reflejan el respectivo diseño de los esquemas de apoyo, por ejemplo en lo que se refiere al tamaño de las plantas o a los combustibles. Por ejemplo Brasil,se ha focalizado en la quema de caña de azúcar, o el apoyo a plantas a pequeña escala en Austria, que ha resultado en la aparición de un mayor número de fabricantes en eses segmento.

En la actualidad, la demanda de internacionalización también lleva a una competencia globalizada. A la luz de un número cada vez mayor de mercados saturados en su propio continente, la presión para la internacionalización empresarial es especialmente fuerte para los fabricantes europeos, que tienen la mayor cuota del mercado mundial. Cada vez son más los proveedores chinos que surgen en los mercados extranjeros.

Estas son las principales conclusiones que pueden extraerse de un reciente estudio publicado por la consultora alemana ecoprog. El estudio titulado en inglés “Biomass to Power” es uno de los más extensos de sus tipo, y el único análisis basado en la evaluación de las plantas existentes en todo el mundo, y no solamente en estadísticas públicas.