Más de 250 empresas y asociaciones de la UE instan a la Comisión Europea a eliminar las medidas comerciales sobre los módulos fotovoltaicos importados

Organizaciones de los 28 Estados miembros de la UE han pedido al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que cumpla su promesa de febrero de 2017 y elimine gradualmente las medidas comerciales (precio mínimo de importación e impuestos antidumping y antisubvención) sobre células y módulos fotovoltaicos importadas a la UE desde China y otros países asiáticos. Con la fecha límite para una solicitud de extensión de las medidas en el horizonte, aumenta la preocupación en el sector solar de la UE de que la Comisión Europea no cumplirá su promesa de eliminar este año las impopulares barreras comerciales sobre células y módulos fotovoltaicos.

Christian Westermeier, presidente de SolarPower Europa, ha declarado: “El año pasado, la Comisión hizo la promesa de eliminar las medidas comerciales, y debe mantener este acuerdo. Independientemente de cualquier solicitud para ampliar las medidas, la Comisión debe asumir la responsabilidad de mantenerse firme y cumplir su promesa. Las medidas están costando empleos en los sectores de fabricación e instalación en Europa, y sofocando la demanda de energía solar por parte de los consumidores europeos. Esta política comercial es contraria a lo que la Comisión Europea está tratando de lograr en el paquete de energía limpia que presentó hace apenas 18 meses“.

James Watson, CEO de SolarPower Europe añadió: “Este año las empresas y asociaciones solares de todos los Estados miembros se han unido a más de 1 millón de instaladores eléctricos y 1 millón de ciudadanos energéticos de cooperativas en oposición a las medidas comerciales sobre los módulos fotovoltaicos. 18 Estados miembros se opusieron a la extensión de las medidas en 2017, por lo que es muy difícil entender por qué las medidas siguen vigentes. La Comisión debe prestar atención a las conclusiones del estudio de su propia DG de Justicia y Consumidores, que insta a la eliminación de las medidas ya que sofocan la demanda de energía solar doméstica hasta en un 30% en los Estados miembros de la UE“.

El caso del comercio solar UE-China representa la mayor disputa comercial entre la UE y China y ha agregado más de 10.000 M€ al coste de la energía solar en Europa desde el inicio de las medidas en 2012. El 8 de febrero de 2017, el Colegio de Comisarios declaró que las medidas se eliminarían para el 3 de septiembre de 2018.