“Más por menos”, la historia de la energía renovable en 2016

A medida que el coste de las tecnologías limpias sigue cayendo, en 2016 se agregaron en todo el mundo niveles sin precedentes de capacidad de energía renovable, con un nivel de inversión un 23% inferior al del año anterior, según un nuevo informe publicado por UN Environment, el Frankfurt School-UNEP Collaborating Centre y Bloomberg New Energy Finance. “Tendencias Mundiales de la Inversión en Energía Renovable 2017”, muestra que eólica, solar, biomasa y valorización energética de residuos, geotérmica, hidroeléctrica y energía marina agregaron 138,5 GW a la potencia mundial en 2016, un 8% más que los 127,5 GW añadidos el año anterior. La capacidad de generación agregada es aproximadamente igual a la de las 16 mayores instalaciones de generación de energía existentes en el mundo.

La inversión en capacidad renovable fue aproximadamente el doble que en generación mediante combustibles fósiles; la correspondiente nueva potencia renovable equivalió al 55% de toda la nueva potencia, la más alta hasta la fecha. La proporción de electricidad procedente de fuentes renovables, excluyendo la hidroeléctrica de gran tamaño, aumentó del 10,3% al 11,3%. Esto evitó la emisión de aproximadamente 1,7 Gt de CO2.

FuturENERGY
 

La inversión total, excluyendo la gran hidroeléctrica, fue de 241.600 M$, la menor desde 2013. Esto fue resultado, en gran parte, de la caída de costes: el gasto promedio de capital en $/MW para solar fotovoltaica, eólica terrestre y eólica marina, cayó más de un 10%, mejorando la competitividad de estas tecnologías. Mientras que gran parte de la caída de la financiación se debió a la reducción de los costes de las tecnologías, el informe documentó una desaceleración en China, Japón y algunos mercados emergentes durante el año, por una variedad de razones.

Las nuevas inversiones en energía solar en 2016 totalizaron 113.700 M$, un 34% menos que el máximo histórico de 2015, debido principalmente a las fuertes reducciones de costes y a la ralentización real de la actividad en dos de los mercados más grandes, China y Japón. India vio la construcción del complejo solar de Ramanathapuram en Tamil Nadu, considerado el proyecto fotovoltaico más grande del mundo, con unos 648 MW.

La eólica siguió muy de cerca a la solar, con una inversión global de 112.500 M$, un 9% menos a pesar del auge de los proyectos eólicos marinos. Sin embargo, mientras que las adiciones de potencia solar crecieron en el año hasta un record de 75 GW, muy por encima de 56 GW, las adiciones de potencia eólica cayeron de nuevo a 54 GW en 2016, desde el máximo del año anterior de 63 GW.

Los sectores más pequeños de las energías renovables tuvieron una fortuna variada en términos de inversión el año pasado. Los biocombustibles cayeron un 37% a 2.200 M$, la menor durante al menos 13 años; la biomasa y los residuos se mantuvieron estables en 6.800 M$ y la pequeña hidroeléctrica en 3.500 M$; mientras que la geotérmica se recuperó un 17% con 2.700 M$ y la marina cayó un 7% con 194 M$.

La inversión en energía renovable en 2016 mostró tendencias cambiantes entre las regiones, así como entre los países líderes. Las cuotas relativas de inversión mundial en 2016 las principales regiones fueron las siguientes: China representó el 32% de toda la financiación de energías renovables, excluyendo gran hidroeléctrica, y Europa el 25%. EE.UU. representó otro 19% y Asia-Oceanía, excluyendo China e India, se situó en el 11%. India. El resto de América representó un 4% con Brasil, Oriente Medio y África cada una con un 3%.

 

Las inversiones en energía renovable en los países en desarrollo cayeron un 30% con un total de 117.000 M$, mientras que en las economías desarrolladas la inversión cayó un 14%, con 125.000 M$.

 

Las “tres grandes” economías en desarrollo, China, India y Brasil experimentaron un retroceso combinado del 28% en la inversión, con 94.700 M$, pero esto disfraza diferentes tendencias en cada una. China fue de nuevo el lugar donde se comprometieron más dólares, pero su total de 78.300 M$ es un 32% inferior al de 2015 y el más bajo desde 2013. Esto rompió una secuencia de 12 años de aumento de la inversión año tras año. China también invirtió 4.100 M$ en energía eólica marina, su cifra más alta hasta la fecha. India registró una inversión de 9.700 M$ en 2016, igualando 2015 y su promedio desde 2010. Brasil contínua año tras año sin mucha señal de una tendencia al alza, y de hecho la cifra del año pasado de 6.800 M$, es un 4% y la segunda más baja desde 2006.

México, Chile, Uruguay, Sudáfrica y Marruecos registraron caídas del 60% o más, debido al crecimiento más lento de lo esperado en la demanda de electricidad y los retrasos en las subastas y la financiación. Jordania fue uno de los pocos mercados nuevos que resistió la tendencia, con una inversión que aumentó un 148%, llegando a 1.200 M$.

Entre las economías desarrolladas, EE.UU. vio caer la inversión un 10%, a $ 46.400 M$, aproximadamente en línea con su promedio desde 2011, aunque un 10% menos que en 2015, ya que los promotores se tomaron su tiempo para construir proyectos para beneficiarse de los cinco años de ampliación del sistema de crédito tributario.

La inversión en Europa se ha estabilizado en los últimos años tras caer de máximos de más de 100.000 M4/año durante los auges de Alemania e Italia de 2010-11. En 2016, alcanzó los 59.800 M$, un 3% más que el año anterior, liderado por Reino Unido (24.000 M$) y Alemania (13.200 M$). Dos de las principales características fueron la financiación de proyectos eólicos marinos y el nuevo capital suscrito por Innogy al cotizar en el mercado de valores de Frankfurt. La eólica marina (25.900 M$) dominó la inversión de Europa, un 53% más gracias a los mega-proyectos, como el proyecto Hornsea de 1,2 GW en el Mar del Norte, que costará unos 5.700 m$.

El signo más esperanzador en 2016 para el futuro verde del sistema eléctrico mundial fue una sucesión de ofertas ganadoras de energía solar y eólica en subastas en todo el mundo, a tarifas que parecerían inconcebiblemente bajas sólo hace unos años. Los registros establecidos el año pasado fueron de 29,10 $/MWh para la energía solar en Chile y 30/$ MWh para la energía eólica terrestre en Marruecos, pero hubo otros resultados llamativos para las subastas de Dubai a India y de Zambia a México y Perú.