Medidas de eficiencia energética para la optimización de consumos y costes energéticos en centros comerciales

Los centros comerciales son estructuras que por sus características tienen un alto consumo energético. Su amplio horario de apertura, su alta rotación de clientela y la necesidad de ofrecer un entorno confortable y visualmente amigable para el consumidor, se traducen en una demanda energética impor-tante en términos de climatización, iluminación, funcionamiento de ascensores y escaleras mecánicas, entre otros usos. La energía juega, por tanto, un papel fundamental a la hora de suministrar los servicios y la calidad que un área comercial ofrece a sus clientes.

Como grandes consumidores de energía que son, los centros co¬merciales tienen un gran potencial de ahorro energético. La gestión de la demanda de energía por parte de los centros comerciales tiene como objetivo conseguir rendimientos energéticos óptimos con un mínimo consumo de energía, sin dejar de satisfacer las necesidades de iluminación o climatización que garantizan el confort del cliente y la calidad del servicio prestado.

En el sector comercial, y más en concreto en el de los centros comerciales, se detecta cada vez un mayor interés por llevar a cabo acciones de mejora de la eficiencia y el ahorro de energía. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Diciembre 2015