Modernización de los sistemas de energía de los distritos podría reducir el consumo de energía primaria proveniente de la calefacción y refrigeración en un 50%

La transición a sistemas modernos de energía en los distritos podría contribuir en un 60% a la reducción de las emisiones del sector energético requeridas para el año 2050, y reducir el consumo de energía primaria en un 50 por ciento, según un nuevo informe publicado por el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP, por sus siglas en inglés) en colaboración con el Centro de Copenhague sobre Eficiencia Energética (C2E2), ICLEI – Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, y ONU-Hábitat.

Con ciudades que representan el 70 por ciento del consumo mundial de energía y del 40 al 50 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo, “District Energy in Cities: Unlocking the Potential of Energy Efficiency and Renewable Energy”, revela cómo las autoridades locales y los gobiernos nacionales pueden desarrollar sistemas de energía asequibles como una de las soluciones más rentables y eficientes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la demanda de energía primaria.

FuturENERGY
Los sistemas de energía distritales también pueden contribuir a la transición hacia una economía verde a través del ahorro de costes proveniente de infraestructuras de generación de energía y la capacidad pico diferido; la creación de riqueza a través de la reducción del gasto de combustibles fósiles, el ingreso fiscal local; y el empleo.

Actualmente, la calefacción y refrigeración, de los espacios y el agua, representan la mitad del consumo de energía en algunas ciudades, con las ineficiencias del sistema se incurren en costes económicos y sociales masivos, y actúa como una barrera importante para el acceso universal a la energía moderna
Los gobiernos locales están en una posición única para mejorar los sistemas de energía de los distritos, como planificadores y reguladores, como facilitadores de las finanzas, como modelos y defensores, y como grandes consumidores de energía y proveedores de infraestructuras y servicios (por ejemplo, la energía, el transporte, la vivienda , la recogida de residuos y tratamiento de aguas residuales).

Las opciones políticas disponibles para las ciudades a menudo están influenciados por los marcos nacionales y el alcance de la autoridad delegada. Esta publicación describe las mejores prácticas de política que los gobiernos locales pueden utilizar dentro de estas cuatro capacidades generales, representando diversos marcos nacionales.

Para facilitar la transición a sistemas de energía distrito modernos, el PNUMA ha puesto en marcha una nueva iniciativa de Energía del Distrito en las ciudades, implementando el mecanismo de aplicación “Sustainable Energy for All” (SE4ALL). Como parte de esta iniciativa del PNUMA ha desarrollado una hoja de ruta política que comprende 10 pasos clave para acelerar el desarrollo, la modernización y ampliación de la energía de los distritos en las ciudades.

Un árbol de decisión, desarrollado como resultado de esta publicación y de los intercambios con las 45 ciudades vencedoras, podrá guiar estas ciudades a través de distintas etapas y poner de relieve las herramientas y las prácticas que podrían estar disponibles para los gobiernos locales en su papel planificador y regulador, facilitador, proveedor y consumidor, coordinador y defensor. El hermanamiento entre ciudades será un componente clave de la nueva iniciativa de energía distrito dirigido por el PNUMA.