Navantia inicia la fabricación de las estructuras flotantes para el parque eólico marino Hywind

Navantia ha inciado el 20 de enero los trabajos de fabricación de las estructuras del proyecto Hywind en Escocia, el primer parque eólico marino flotante del mundo. Al acto cudieron el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta y representantes de Statoil, la compañía de energética (petróleo, gas y electricidad noruega) más importante en Europa, que es la responsable del proyecto.

El proyecto Hywind supone la primera pre-serie comercial de eólica marina flotante a nivel mundial.  La UTE Navantia-Windar fue adjudicataria en junio del pasado año de la construcción de 5 subestructuras flotantes tipo SPAR para el parque eólico piloto en la costa este de Escocia por parte de esta empresa subsidiaria de Statoil ASA denominada Hywind (Scotland) Ltd. Este contrato supone más de 450.000 horas de trabajo.

De acuerdo a la planificación del Proyecto, hoy se celebró el inicio de las actividades de fabricación en las instalaciones de Navantia Fene de la primera de las estructuras flotantes. El hito ha consistido en la soldadura y plegado de las primeras virolas con el material previamente preelaborado, cortado y biselado.

Para realizar estos trabajos en las instalaciones de Fene se ha requerido una destacada adaptación de las instalaciones, con la adecuación del taller de bloques planos para su conversión en una instalación apta para la fabricación de este tipo de estructuras flotantes. Además, ha sido necesario instalar un rodillo de plegado de alta capacidad, máquinas de soldar tipo pórtico, grúa pórtico de 80 t y línea de viradores con capacidad de hasta 800 toneladas. baja

5 botaduras, la primera este verano

Asimismo la consecución de este importante contrato en el mercado de la eólica marina va a requerir la puesta en servicio de la grada número 1 del astillero de Fene, desde donde van a ser puestas a flote cada una de las 5 estructuras flotantes mediante la maniobra de botadura. La primera de ellas será puesta en el agua este verano.

Cada una de las estructuras a construir tiene forma de un cilindro de acero compuesto de varias secciones de anillo reforzadas interiormente. En su  parte más ancha alcanza un diámetro de 14.4 metros y tiene una altura de 91 metros. En su interior se disponen de 2 compartimentos estancos siendo el inferior el de mayor tamaño destinado a albergar en su mayor parte lastre a granel para proporcionar al conjunto final la suficiente estabilidad flotante teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas adversas en las que deberán operar durante su ciclo de vida.

Está previsto que este primer conjunto de subestructuras sea el comienzo de una serie más larga de artefactos (posiblemente entre 40-60), a contratar en 2017, y con entrada en operación del parque a 2020.

Una oportunidad estratégica para Navantia

El proyecto Hywind, unido a los proyectos de Wikinger, posicionan a Navantia como constructor de referencia de eólica marina para aguas intermedias y profundas, además de situarse en posición inmejorable para abordar una serie de más unidades.

La eólica marina flotante constituye la única opción de explotar el recurso eólico en aguas profundas, y en una década será la única opción viable, toda vez que los emplazamientos de profundidad intermedia se hayan agotado.

Por las razones anteriores, este proyecto es de interés estratégico para las aspiraciones de Navantia con el fin de consolidarse como fabricante de productos de eólica marina, además de acercarse a un gran Cliente de artefactos en el sector europeo del Oil & Gas.