Norvento valora positivamente el papel otorgado a la generación distribuida en el informe de la Comisión de Expertos de Transición Energética

Norvento valora de forma positiva el relevante papel que la Comisión de Expertos de Transición Energética otorga a la generación distribuida en el informe que ha entregado hoy al Gobierno.

En este sentido, para Norvento también cobran especial importancia otros elementos inherentes a la expansión de la generación distribuida y que también son mencionados en el informe.

Por ejemplo, los referidos a la edificación sostenible y la necesidad de concretar la normativa en torno a los edificios de consumo casi nulo (también denominados de energía cero), ya que la compañía considera que ya existe hoy tecnología suficientemente madura y aplicable, gracias a las microrredes, para dotar a edificios e industrias en su conjunto de un elevado grado de independencia energética generando y consumiendo su propia energía renovable. El recientemente presentado Edificio CIne de Norvento, uno de los más avanzados del mundo este sentido, es un ejemplo de lo que la tecnología y las energías renovables ya son capaces de hacer.

Junto a esto, la mención al fortalecimiento de una política industrial basada en la sostenibilidad,  la importancia de los sistemas de almacenamiento, o el paso de un modelo de redes de distribución hoy unidireccionales a otros bidireccionales,   flexibles e inteligentes para permitir el desarrollo de la generación distribuida y el autoconsumo, suponen a juicio de Norvento una oportunidad para avanzar definitivamente hacia un sistema energético mucho más moderno, más participativo y consecuente con tendencias que ya son imparables.

En lo referido a su negocio de promoción de plantas de generación renovable centralizada, Norvento coincide con la comisión, considerando necesaria la aportación por parte del sistema de señales de inversión a largo plazo que permitan abordar este tipo de proyectos con un horizonte de ingresos razonablemente definido.

Por todo ello, Norvento realiza un balance en líneas generales satisfactorio de este informe, aunque siempre desde la prudencia y la cautela, pues estamos ante un documento cuya andadura hacia una materialización legislativa no ha hecho más que empezar.