Nuevo record de potencia fotovoltaica instalada en el mundo en 2013, con un aumento del 35% con respecto al año anterior

En 2013 se alcanzó un nuevo récord mundial de potencia fotovoltaica instalada: 37.000 nuevos MW que suponen un aumento del 35% con respecto al año anterior y que suman una potencia total acumulada de 136.700 MW, según un estudio realizado por la Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica (EPIA) con la colaboración a nivel nacional de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). Además, se espera que 2014 cierre con más de 55.000 nuevos MW instalados.
La tecnología fotovoltaica deja de ser en 2013 una apuesta propiamente europea para convertirse en una alternativa competitiva en las principales potencias económicas. Así, la región Asia-Pacífico, con China (11.300 nuevos MW) y Japón (6.900 nuevos MW) a la cabeza, lidera el ranking de nueva potencia fotovoltaica instalada durante el pasado año, con 21.000 nuevos MW totales, frente a los 10.330 nuevos MW instalados en Europa, que pierde el primer puesto.
En tercer lugar en cuanto a nueva potencia fotovoltaica instalada en 2013 se sitúa Estados Unidos, con 4.200 nuevos MW instalados el pasado año.
Desarrollo de las renovables, objetivo europeo del que España se aleja
Frente al estancamiento español, las principales economías europeas siguen apostando por la competitividad de la energía fotovoltaica. Sólo el pasado año en Alemania se instalaron 3.300 nuevos MW fotovoltaicos, casi el total de la potencia instalada acumulada en España. Italia, con 1.400 nuevos MW o Gran Bretaña con más de 1000 nuevos MW siguen al país germano.
Según anunció la Comisión Europea el pasado 10 de marzo en un comunicado que analizaba la situación de los países miembros en cuanto a los objetivos de renovables de la Unión para 2020, España está aún lejos de alcanzar el compromiso adquirido.


Los datos agregados de todos los países miembros de 2012 reflejan que la participación de las energías renovables en el consumo de energía primaria en la UE alcanzó el 14%. La Comisión Europea destaca que países como Bulgaria, Estonia o Suecia han alcanzado ya sus objetivos para 2020.
Con el abandono del apoyo del gobierno español a la energía fotovoltaica, se está perdiendo la oportunidad de aprovechar el potencial de unas empresas desarrolladas en España cuya competitividad y know how están reconocidos internacionalmente y que se encuentran en una situación límite, viéndose muchas de ellas abocadas al cierre con la consecuente pérdida de empleo y riqueza que podrían generar para el país.
El pasado jueves, día 20, la Comisión Europea anunció su decisión de mantener abierta la petición ciudadana contra la reducción retrospectiva de la retribución a las energías renovables en España y vigilar el desarrollo de la Reforma Eléctrica en España, consciente del impacto que puede tener en las legítimas expectativas de los inversores en renovables y del futuro del autoconsumo en España.