Nuevo sensor de aceite; nuevas posibilidades de combinación

El nuevo sensor de aceite FAG Wear Debris Check permite detectar con mucha antelación los posibles daños en aplicaciones lubricadas con aceite, como los reductores industriales, o la posible contaminación de los circuitos de aceite. Si se combina con un dispositivo de monitorización de vibraciones o se integra en los sistemas del cliente, el sensor proporciona a los operadores de las máquinas una protección todavía más completa de su maquinaria. La monitorización de las partículas de abrasión en el aceite y el análisis simultáneo de las vibraciones permiten localizar con precisión los daños y programar las medidas correctivas adecuadas.

El funcionamiento sin contratiempos de los dispositivos suele ser decisivo para la disponibilidad de las máquinas, especialmente en el caso de los reductores industriales que están expuestos a cargas elevadas, como las multiplicadoras planetarias de los aerogeneradores, los motores para aplicaciones marinas y los accionamientos de la industria de extracción y tratamiento de materias primas y la industria del papel.

the business booster

En caso de daños, además de los costes de reparación, también se pueden producir costes elevados derivados del período de inactividad, así como daños posteriores. En muchos procesos industriales además, la posible contaminación de los circuitos de aceite y de lubricación merma considerablemente la calidad. Gracias al dispositivo FAG Wear Debris Check se previenen las paradas no programadas, se identifican con antelación los factores que afectan negativamente a la calidad y se reducen considerablemente los costes de mantenimiento.

El material de abrasión en el aceite es un sistema de alerta inmediata y una característica de calidad

Las partículas de abrasión pueden identificarse e interpretarse claramente como posibles daños y detectarse meses antes de que se produzca el fallo de la maquinaria de producción o del reductor industrial. El FAG Wear Debris Check monitoriza la cantidad creciente de partículas y las evalúa de acuerdo a su tamaño y material. El sensor se puede montar fácilmente delante del filtro en el flujo parcial del circuito de aceite de los reductores. También es posible crear un circuito separado para montar el sensor de aceite.

El sensor se puede integrar de manera rápida y sencilla en los sistemas existentes de condition monitoring y de mando de la máquina a través de sus interfaces, como Ethernet. Con todo ello, el FAG Wear Debris Check forma parte de una visión integral del equipo y proporciona un soporte para registrar y evaluar los parámetros del proceso y de estado de la máquina, en línea con el concepto de Industria 4.0. La integración directa del sensor en el sistema de mando de los procesos permite optimizar el rendimiento de la máquina y la calidad de los productos. La combinación con un dispositivo de medición para vibraciones representa la solución óptima para monitorizar con fiabilidad los equipos y las máquinas. La inspección precisa de las propiedades del material de las partículas de abrasión en el aceite y el análisis paralelo de las vibraciones de frecuencia selectiva permiten determinar con exactitud cuáles son los componentes defectuosos en el reductor.

Servicios complementarios

Una vez detectados los daños, se requiere un análisis profesional de los mismos para determinar la causa. Para ello, Schaeffler ofrece numerosos métodos que se pueden utilizar si es necesario. Por ejemplo, la endoscopia permite inspeccionar el interior de las máquinas y visualizar el alcance de los daños mediante fotos y grabaciones de vídeo. En base a este material gráfico, los expertos de Schaeffler emiten una recomendación acerca de las acciones a implementar para subsanar rápidamente los daños. En muchos casos, estas medidas ya ayudan a ahorrar una cantidad considerable de pérdidas.

Pero igual de importantes son las medidas que puedan derivarse, como las que se pueden implementar para evitar que en el futuro se produzcan el mismo tipo de daños. Éstas pueden ser unos ajustes técnicos o un servicio profesional de montaje, que también forma parte de la oferta comercial de Schaeffler. No importa si el FAG Wear Debris Check se utiliza de manera individual o en combinación con otros sistemas o servicios complementarios, el dispositivo siempre contribuye a aumentar la disponibilidad de las máquinas y a reducir los costes de mantenimiento de las mismas.